¿Leonidas Iza fue el gran triunfador de los diálogos?

PERSONAJE. Leonidas Iza, presidente de la Conaie, lideró el paro de junio de 2022 y las mesas de negociaciones.
PERSONAJE. Leonidas Iza, presidente de la Conaie, lideró el paro de junio de 2022 y las mesas de negociaciones.

El próximo 26 de octubre de 2022 la Feine definirá la fecha de la evaluación de los acuerdos “mesa por mesa”. La asamblea de la Conaie será en noviembre.

El Gobierno Nacional y los movimientos indígenas volvieron a las mesas de trabajo el 19 de octubre de 2022, casi una semana después de que se puso fin al debate en diez mesas temáticas donde, según el régimen, hubo 128 acuerdos y 21 disensos.

La intención de ese primer encuentro era definir una metodología y aprobar un cronograma para poner en práctica los compromisos con la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), Federación Ecuatoriana de Indígenas Evangélicos (Feine), y Federación Nacional de Organizaciones Indígenas, Campesinas y Negras (Fenocin).

Como bloques se mantuvieron activos, y lideraron los  diálogos, pero con posturas divergentes en algunos sentidos durante los 90 días de conversaciones con el régimen.

Iza tomó la posta

En la apertura de la segunda fase de los diálogos,  Leonidas Iza, presidente de la Conaie, tomó la posta y lideró las mesas.

En medios de comunicación y en redes sociales, Iza explicaba a las audiencias la decisión que se había tomado. Daba plazos, detalles de  los mecanismos y la forma de implementación.

“En la mesa que firmamos el viernes (14 de octubre) está determinado qué habrá (compromisos) a corto plazo, a mediano y a largo plazo, que es menos de un año. Eso ya está determinado”, decía en una intervención en las redes sociales de la Conaie el 18 de octubre.

También explicó varios componentes. A corto plazo (tres meses) deberán concretarse los acuerdos vía decreto, resoluciones, o mecanismos administrativos.

Los acuerdos que se concreten a mediano y largo plazo (de seis meses a un año), tendrán que ver con reformas, normativas, cambios institucionales en algunas de las entidades del Estado que el Ejecutivo necesite ejecutar cambios, detalló Iza.

La mesa de coordinación entre el Gobierno y este sector se retomará esta semana.

Posturas y liderazgos

Para la Fenocin, las posturas que puedan tener los dirigentes indígenas no tienen que ver con liderazgos.

Jatari Sarango, vicepresidente de la organización que tiene una  representación mayoritaria en las bases de la Costa, reconoció que existen puntos que sí deben ser unificados.

No tiene que ver con el liderazgo de uno u otro dirigente, en el  fondo están los problemas que están centralizados en diferentes colectivos”, afirmó.

En la Costa, hay un “sentir fuerte” de las bases de la Fenocin que busca que se condonen sus deudas hasta 10.000 dólares.

Sarango señaló que la realidad en la región Sierra, como una de las principales preocupaciones -para el cumplimiento de acuerdos- es la moratoria de la deuda. 

En medio de estas diferencias, el vicepresidente de la Fenocin afirmó que el liderazgo de Iza fortaleció a todos los sectores del país. Y que con la Conaie se han llegado a consensos para unificar los requerimientos de moratoria y condonación, pero negó que se haya impuesto un solo liderazgo.

“Cada organización tiene su cabeza, y sus propuestas marcan las diferencias en base a las necesidades que tiene la gente”, dijo.

De hecho, comentó  que todo el movimiento indígena pidió en la  mesa de ‘Fomento Productivo’ que los productos sensibles en materia de agricultura familiar sean excluidos de  los acuerdos comerciales y tratados de libre comercio, porque eso afecta a los pequeños y medianos agricultores.

Los radicalismos

“No estoy siendo radical como el compañero Leonidas Iza”, dijo Samuel Lema, representante de la Feine en las mesas de diálogo.

¿En qué es radical el presidente de la Conaie?, se le consultó. “Nosotros no podemos decir, porque es de cada una de las organizaciones (…). El compañero Iza es un compañero de la lucha social. Nosotros siempre respetamos la autonomía de cada una de las organizaciones”.

Desestimó los triunfalismos de la dirigencia indígena y señaló que el ganador de las movilizaciones (reducción del precio de la gasolina extra y el diésel) fue el pueblo. “Los colectivos de jóvenes, mujeres, etc., se sumaron a la lucha de junio. Los que hemos triunfado no somos los dirigentes; el que ganó es el país”.

En todo caso, Lema pidió al presidente de la República, Guillermo Lasso, y a todas las autoridades del Gobierno “tener la voluntad política para poner en práctica estos compromisos”.

Cuestionó que aún no se hayan concretado acuerdos para la que banca pública condone deudas de 3.000 a 10.000 dólares, ni créditos de 5.000 dólares a 30 años plazo. “Queremos que eso se viabilice, que estos beneficios lleguen a nuestras comunidades para que se pueda reactivar la economía del país”.

Agregó que si estos acuerdos llegan a ser una realidad, el pueblo aplaudirá la gestión del régimen. “A lo mejor el Gobierno puede terminar (la gestión), caso contrario ya no será nuestra responsabilidad; el mismo pueblo se va a levantar y ellos (el Gobierno) sabrán que es lo que van a hacer, nosotros nos deslindamos de todo lo que pueda suceder. Me daría mucha tristeza si una vez más el Presidente vuelve a mentirle al pueblo ecuatoriano”.

La Feine organiza reuniones internas para el 26  de octubre de 2022 para definir la fecha de la evaluación de los acuerdos “mesa por mesa”, porque existen documentos firmados. ¿Quién está controlando los precios de los productos? “Un cuaderno escolar que costaba 1,50 dólares, ahora cuesta 2,50”, dijo Lema.

La asamblea de la Conaie está prevista para noviembre, pero aún no se anuncia la fecha. (SC)

No habrá reactivación de niveles de resistencia

Luis Altamirano, docente universitario de estrategia política, no cree que en las próximas semanas o meses el país vuelva a ser testigo de una reactivación de los niveles de resistencia.

Mencionó eventos como el inicio del Mundial de fútbol, la cercanía de las festividades de diciembre, fiestas de Quito, Navidad y Año Nuevo.  Consideró que, si el Gobierno no tiene la capacidad de implementar los acuerdos, el riesgo está dado después de las elecciones seccionales previstas para febrero de 2023.

“Allí habrá otra presión desde las autoridades seccionales frente a las desatenciones del Gobierno. Y el régimen abrirá otro frente”, advirtió Altamirano.

Una vez que la Conaie, Feine y Fenocin evalúen por separado las mesas de diálogos, se anuncia una cita conjunta.