“Los beneficios tributarios más que incentivar cosas nuevas, terminan compensando por las debilidades y distorsiones de la economía ecuatoriana”: Francisco Briones

PERSONAJE. Francisco Briones es economista y fue director del Servicio de Rentas Internas (SRI)
PERSONAJE. Francisco Briones es economista y fue director del Servicio de Rentas Internas (SRI)

El ex director del SRI, Francisco Briones, aseguró que el país sigue yendo en círculos sin una verdadera política económica y productiva. Reducir el gasto tributario no es tan sencillo como parece.

Francisco Briones, economista y exdirector del Servicio de Rentas Internas (SRI), dialogó con LA HORA para analizar si realmente existe una política tributaria o solo se continúa cayendo en la fórmula fácil de subir impuestos o bajar beneficios.

¿Se puede recortar el satanizado gasto tributario como propone el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional? Briones da algunas pistas sobre el tema.

P ¿Es posible concretar en algún momento ese ideal liberal de tener un sistema tributario simplificado con pocos impuestos que se cobren bien?

Creo que si hay impuestos que son ineficientes y que el costo de controlarlos es mucho más alto que lo que se recauda. En sí mismo es una ineficiencia dedicarle tiempo a eso. Sin embargo, esto no va a cambiar mientras no se fortalezca la autoridad tributaria.

La forma en la cual tú suples la falta de manos, la falta de capacidad de horas- hombre, es a través de tecnología y eso es lo que se necesita para poder ir más allá en el tema tributario.

Si bien es cierto que la recaudación se concentra en cuatro impuestos que son el IVA, Renta, ISD (Impuesto a la Salida de Divisas) y el ICE (Impuesto a los Consumos Especiales), realmente los recursos te alcanzan para enfocar el control en el IVA; pero para la renta no tienes toda la capacidad.

Si realmente quieres darle estabilidad fiscal al Ecuador deberías ir a mejorar las capacidades del SRI y las aduanas.

P Si clave es invertir en tecnología y mejorar las capacidades del SRI y las aduanas, ¿Por qué siempre se opta por el camino fácil de subir impuestos para recaudar más?

Hubiera sido interesante, si el enfoque del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) es a largo plazo, que se enfocaran en la estabilidad fiscal a través de incrementar sustancialmente las capacidades institucionales del SRI y de las aduanas para que puedan cobrar los impuestos como deben.

En lugar de eso, siempre se está pensando en reformas de básicas, aritméticas digo yo. siempre contables, de subir una tasa o bajar un beneficio.

Eso digamos es lo sencillo, es lo práctico o lo más rápido; pero, si pensamos en cómo le damos en verdad una estabilidad o un incremento en el flujo de ingresos tributarios al país, la clave está en invertir en tecnología en el SRI y las aduanas. Así, les das herramientas para que recauden. Se podría recaudar un 20%, 30% y 40% más producto de explotar bien la información que ya tienes.

P ¿Realmente existe espacio, como se establece en el nuevo acuerdo con el FMI, para reducir el llamado gasto tributario y reemplazar los impuestos temporales creados al inicio del Gobierno de Noboa?

Me parece que en primer lugar es importante entender lo conceptual. El gasto tributario es todo lo que el SRI deja de recaudar de impuestos debido a que existe algún tipo de beneficio fiscal en la ley (exenciones, exoneraciones, devoluciones).

Aquí no se está hablando de nada ilegal, de contrabando ni de evasión, sino de la sumatoria de los beneficios fiscales que reciben todos los contribuyentes (personas naturales de todo tipo, micro, pequeñas, medianas y grandes empresas).

Cuando todavía estaba en el SRI se hizo un cálculo, con corte a 2022, que estimó el gasto tributario en aproximadamente $5.151 millones al año.

En teoría, el espacio de reducción serían esos $5.151 millones. El presidente podría hacer una ley eliminando todo el gasto tributario y al año siguiente tienes $5.000 millones más de ingresos; pero eso afectaría a cosas muy sensibles para los ecuatorianos.

Del total del gasto tributario, alrededor de $3.000 millones tienen que ver con IVA (0% alimentos básicos y medicinas, 0% servicios públicos transporte, devoluciones a la tercera edad, entre otros). El resto son $1.600 millones de Renta y otros $400 millones de los otros impuestos.

Solo con la subida del IVA del 12% al 15%, el gasto tributario en IVA subirá en más de $100 millones este año.

P Si bien el gasto tributario en IVA tiene un alto componente social y sería complejo tocarlo, ¿Es cierto, como dicen sindicatos y sectores políticos, que sí se puede recordar los excesivos beneficios en el gasto tributario por impuesto a la renta?

En el gasto tributario del impuesto a la renta está incluido, por ejemplo, todas las personas a las que no se les cobra porque ganan por debajo de la base imponible de $ 12.000 anuales. Si quieres reducir el gasto tributario en renta tendrías que cobrarles a personas con menos ingresos.

O también se podría dirigir la mirada a las universidades, colegios, las instituciones educativas en general que supuestamente son sin fines de lucro, pero todos sabemos que generan utilidades. La pregunta es si se considera que debería cobrárseles renta, pero esto incluye temas constitucionales.

En donde se pueden recortar los beneficios tributarios realmente dependerá si el Gobierno tiene una la política productiva y económica.

En el tema de la renta también está los beneficios fiscales que se dan por los contratos de inversión; pero eso no cuesta más de $47 millones al año; o el no cobro de impuestos sobre los rendimientos por los depósitos a plazo fijo.

P Muchos justifican cortas beneficios fiscales, sobre todo a grandes empresas, porque no han cumplido con invertir más y generar más empleo ¿Eso tiene sentido?

Muchos gastos operacionales de las empresas son deducibles. Por ejemplo, el gasto en salarios es deducible del pago del impuesto a la renta. Si quitas esos beneficios, podría limitarse o incluso reducirse las contrataciones.

La mayoría de los beneficios que das a las empresas están relacionados con gastos de la actividad productiva, y eso pasa en la mayor cantidad de países del mundo.

En mi experiencia como administrador de los impuestos, lo que pude entender del comportamiento de la economía ecuatoriana es que básicamente en el Ecuador los incentivos tributarios no son incentivos, sino que más bien son compensaciones que cubren una serie de otras ineficiencias.

 Por ejemplo, tienes gastos extras empresariales por el sistema rígido de contratación, por el alto costo de los insumos locales. Son algunas cosas que te generan pérdida de competitividad y no deberían existir; pero como no los eliminas, en compensación te doy beneficios.

Al final del día, los beneficios tributarios más que incentivar cosas nuevas (empleo e inversión), terminan más bien compensando por las debilidades y distorsiones de la economía ecuatoriana.

P En este sentido, ¿si se corta gasto tributario sin criterio técnico podría ser incluso contraproducente y complicando más la economía?

Lo que pasa es que en el Ecuador hemos pasado ya mucho tiempo tomando decisiones aisladas en temas económicas y productivos. No estamos acostumbrados a tomar decisiones integrales midiendo todos los efectos y las consecuencias tanto deseadas como no deseadas en otras áreas.

Siempre estamos pensando, sobre todo en los últimos años en el Ecuador, en cómo generamos el ingreso fiscal para poder cubrir los gastos del Estado, sin pensar mucho en todo lo demás.

Entonces tienes situaciones que resultan contraintuitivas o que chocan como por ejemplo que, por un lado, negocias con el FMI un acuerdo para reducir o disminuir beneficios fiscales; pero, por otro lado, el mismo Gobierno aprobó en la Asamblea varias leyes que incrementan los beneficios fiscales en zona francas, inversiones, devolución de IVA para la construcción, incentivos para empleo joven.

Entonces, es como que se hizo dos cosas completamente diferentes al mismo tiempo con diferentes interlocutores.

Al final, no queda claro cuál es la política tributaria y productiva: Vas promover a través de incentivos fiscales más producción o vas a reducir los incentivos fiscales para tener más ingresos y financiar al Estado.

P En este contexto ¿Parecería que es mucho más complejo de lo que parece cumplir con lo acordado con el FMI?

Para tratar de cumplir con lo acordado con el FMI pues tendrán que definirse, al momento de hacer los recortes, los beneficios fiscales que benefician solo a unos pocos y no tienen aplicación general.

En este punto vale la pena contar que eso ya lo hizo el presidente Guillermo Lasso con la reforma tributaria de 2021.

De esa reforma lo que más se habló fue del aumento en el impuesto a la renta; pero lo más importante no fue eso, sino haber eliminado una serie de beneficios fiscales que estaban siendo aprovechados por unos cuantos contribuyentes en el país y más bien se dejaron, se permitieron, se conservaron los beneficios tributarios que eran más generalizados, de uso inmediato o quizás más comunes para el sector productivo y los contribuyentes

Al final del día, en la próxima reforma todo dependerá de cuál sea la visión del Gobierno. Lamentablemente, creo que los últimos Gobiernos (Moreno, Lasso, Noboa) hemos estado entrampados en esta necesidad de generar recursos, y casi siempre la tendencia ha sido cómo recaudamos más por la vía sencilla y por la vía inmediata y que eso es reducir beneficios y aumentar impuestos.

P ¿ Es posible aumentar de manera sustancial la base de contribuyentes para que no continúe que solo unos pocos pagan impuestos?

Cuando yo estuve al frente del SRI dejamos en caminada a la institución hacia el fortalecimiento tecnológico, hacia la explotación de los datos. Me parece que ahí no se ha dado el valor y la continuidad suficientes a esos esfuerzos.

En el mundo actualmente todos los esfuerzos están en aprovechar la inteligencia artificial y el procesamiento de grandes volúmenes de datos para tener mejores resultados.

Al final del día todo se trata de manejo de datos. Ampliar la base los contribuyentes es quizás un poco complejo porque, como siempre yo digo, donde puedes ampliar la base de contribuyentes en la informalidad, en los negocios pequeños.

 Entonces allí, si bien vas a tener más control tributario y más constituyentes, pero no es que tú recaudación va a aumentar significativamente.  Lo que tienes que hacer son esfuerzos por veracidad, que están ligados a la evasión, y eso solamente lo logras fortaleciendo a la autoridad tributaria con tecnología.

P ¿Se necesita entonces una política tributaria de largo plazo en lugar de más parches y medidas contradictorias?

Se debe definir una política tributaria de largo plazo, considerando todas las circunstancias posibles: el sector productivo, la necesidad de recursos fiscales para financiar el presupuesto y las tendencias mundiales.

Hay que pensar en simplificación, hay que empezar en ampliar la base de contribuyentes, en la lucha contra la evasión, en digitalizar y empoderar a la autoridad tributaria para poder hacer uso masivo de la información y poder ir mucho más rápido en los controles.

 Creo que uno de los principales desafíos de la autoridad tributaria ecuatoriana es tener la potencia, tener los dientes para operar mucho más rápido.

También se necesitan cambios normativos para estar acordes con la realidad actual. Cuando estábamos acabando nuestra gestión elaboramos una ley que la dejamos hecha dentro del SRI y está enfocada en uno de los temas más importantes y de vanguardia en actualmente que es la Fiscalidad internacional.

 Tiene que ver con cómo se cobran los impuestos a tus contribuyentes que tienen negocios con el exterior y que utilizan algún tipo de artificios para dejar las rentas, las utilidades, los dineros, los patrimonios y todas esas cosas fuera del país.

En el Ecuador está todavía en pañales, creo que ni pañales creo que el tema de la Fiscalidad internacional todavía no nace en el país. Hay experiencias internacionales de que si se aplica se puede recaudar importantes cantidades de recursos. (JS)

¿Quieres recibir las noticias más importantes? ¡Suscríbete sin costo, recíbelas por WhatsApp! Da clic aquí.