Jorge Glas a un paso de acceder al beneficio de la prelibertad, pero sin derechos políticos

JUSTICIA. El exvicepresidente, Jorge Glas, se quedará sin derechos políticos.
JUSTICIA. El exvicepresidente, Jorge Glas, se quedará sin derechos políticos.

Para algunos sentenciados a ocho años de prisión en el caso Sobornos, que involucró al expresidente Rafael Correa y a varios de sus colaboradores acusados de cohecho, empieza a operar la figura de beneficios penitenciarios.

Jorge Glas, exvicepresidente de la República, sentenciado por corrupción en los casos Sobornos y Odebrecht, estaría a un paso de acceder al beneficio de la prelibertad.

Con la sentencia de unificación de penas por estas tramas de corrupción que dispuso el 26 de enero de 2023, Melissa Muñoz, jueza de Garantías Penitenciarias, el beneficio de la prelibertad, es un escollo que su abogado, Cristian Palacios, cree que será superado.

Él está a la espera de la notificación de la resolución por escrito que deberá emitir Muñoz en unos 15 días. Una vez que quede ejecutoriada, si el Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Privadas de la Libertad (SNAI) no interpone recursos de aclaración o ampliación, se cumplirá el recurso de la prelibertad a favor de Glas.

Mientras se resuelve ese beneficio penitenciario, Palacios aclaró que su cliente no tendrá que regresar a la cárcel, sino que se mantendrá libre, pues sigue vigente una medida cautelar a su favor dictada por el juez de Santo Domingo, Emerson Curipallo, el 28 de noviembre de 2022, que le permitió abandonar la Cárcel 4, donde estaba recluido.

En esa ocasión, Curipallo aclaró que esta es una libertad provisional, hasta que un juez de garantías penitenciarias resuelva definitivamente su situación legal. Mientras dure esa medida cautelar, Glas tiene prohibido salir del país y debe presentarse periódicamente en la Penitenciaría de Guayaquil.

El recurso de prelibertad

El juez competente en conocer este recurso debería tener jurisdicción en Guayaquil, porque es la ciudad donde Glas se presenta periódicamente desde el 28 de noviembre de 2022 tras el fallo del juez de Santo Domingo. Otra posibilidad que observa el abogado de Glas es que el recurso también podría presentarse en el último domicilio donde estuvo recluido (en la Cárcel 4 de Quito).

Minutos después de que la jueza Melissa Muñoz notificó su resolución y dio por finalizada la audiencia, el exvicepresidente “cerró los puños como un gesto o señal de que el camino que le  falta por recorrer es poco”, contó el abogado. “El gesto que hizo fue un sinónimo de alegría que las cosas se les están dando y se le está haciendo justicia”.

Palacios confía que al juez que le corresponda resolver el recurso de prelibertad acepte el pedido.

Lo dijo sobre la base de que el acceder a la unificación de penas implica que Glas solo debe cumplir su condena de ocho años de cárcel por cohecho, en el caso Sobornos, y ya no tendrá que completar la sentencia de seis años de asociación ilícita, en el caso Odebrecht.

Por estas sentencias (que fueron unificadas), Glas ya cumplió cinco años y tres meses (cumplió 40% de la pena). Para completar la sentencia de ocho años, solo le faltan tres años, que los cumpliría en prelibertad, de ser aceptado el recurso.

“Esto es un gran paso. Y lo que falta por recorrer para llegar al beneficio penitenciario es mero trámite”, expresó  Palacios.

Derechos políticos

Aunque Glas obtenga la prelibertad, la sentencia por el caso Sobornos que emitió en abril de 2020 un tribunal penal de la Corte Nacional de Justicia (CNJ), dispuso la pérdida de los derechos políticos por 25 años para él y para otros 18 imputados en la trama, incluido el expresidente Rafael Correa y varios de sus entonces colaboradores.

Sin embargo, Cristian Palacios cree que en un eventual estado de prelibertad, y si Glas cumple todas las condiciones que le disponga un juez de garantías penitenciarias, como la presentación periódica, no acudir a centros nocturnos, no pernoctar en lugares públicos, no ingerir bebidas alcohólicas en espacios públicos, no ir a centros de diversión, no cometer otros delitos, no tener procesos en curso…, el juez eventualmente le podría restablecer los derechos políticos.

Previamente, el magistrado podría llamar a una audiencia y solicitar al SNAI un informe sobre si cumplió o no estas condiciones.

“Si el juez verifica el cumplimiento total puede declarar la extinción y le levanta los derechos políticos”, dijo el abogado, quien reconoció que esto tomará todavía un tiempo.  “Esto no se da de la noche a la mañana”. (SC)

 ‘Se hacen efectivas sus garantías’

Desde el 27 de enero de 2023, Alexis Mera, exsecretario jurídico de la Presidencia de la República durante el régimen correísta, y otro de los sentenciados a ocho años de prisión por el caso Sobornos, es beneficiario de la prelibertad, después de un fallo de Galo Rodríguez, juez de la Unidad Judicial de Ambato.

De los ocho años a los que Mera fue sentenciado, ha cumplido dos años y cinco meses en prisión, más un año y dos meses en arresto domiciliario. En el cómputo de la pena, el juez sumó ambos y determinó que ya podía pedir la prelibertad.

Como medidas sustitutivas a la prelibertad, deberá presentarse una vez por semana en la cárcel del Guayas, todos los lunes de 08:00 a 14:00.

“El espacio físico que el juez dispuso para que el doctor Mera se pueda movilizar son las provincias del Guayas y Santa Elena, para que pueda desarrollar su plan de vida, y poco a poco reconstruir los lazos familiares que se han visto afectados por la privación de la libertad, y luego insertarse a la sociedad, empezando a trabajar”, dijo su abogado, Diego Guarderas.

Añadió que el beneficio penitenciario es procedente porque  ya cumplió el 40% de la pena exigido por el Código de Ejecución de Penas. “Llegó el momento en que se están haciendo efectivas sus garantías”.

Alexis Mera también perdió los derechos políticos por 25 años, según el fallo de la Corte Nacional de Justicia de 2020.