martes, noviembre 30, 2021
País Niños infractores, la otra cara de la matanza carcelaria

Niños infractores, la otra cara de la matanza carcelaria

De los 119 presos asesinados, 33% era menor de 25 años y empezó a delinquir desde los 11. Esto muestra que el Estado debe invertir en rehabilitar a menores.

De los 119 muertos que dejó la masacre de la penitenciaría del litoral, 106 han sido identificados. Y es que, debido a la brutalidad del asesinato y el tiempo que tomó sacar los cuerpos de la cárcel, el nivel de descomposición hace más difícil el reconocimiento.

El Gobierno ha dado detalles sobre los muertos identificados. Por ejemplo, que el 33% eran menores de 25 años y que -en promedio- sus primeras detenciones fueron a los 11 años. La mayoría ligados a delitos asociados al microtráfico de drogas.

Mientras que desde los 15 años ya se los vinculó con delitos de asesinato.

Estos datos son una radiografía, no solo de que el sistema de rehabilitación social no da resultados, “sino de que no hay un seguimiento integral, para los menores cuando cometen sus primeros delitos”, dice la socióloga Marcia Donoso.

La Hora conoció que en el caso de los sicarios se forman desde los 12 años.

Niños sin rehabilitación

En Ecuador hay 404 jóvenes infractores con medidas privativas, que se encuentran internados en uno de los 11 centros que, a escala nacional, imparten medidas socio-educativas para que una vez cumplida su sentencia logren reintegrarse a la sociedad.

La violación y expendio de drogas son de las principales causas por las que un menor es sentenciado, hasta con ocho años de privación de libertad.

 Vacíos en la ley

María Verónica Pólit, coordinadora del proyecto de justicia juvenil restaurativa de la Fundación Terre des Hommes- Lausanne (Tdh-L) en Ecuador, explica que el Código Orgánico Integral Penal (COIP) señala que una persona menor de 18 años no puede dar consentimiento para mantener relaciones sexuales.

“Este es un tema que está en debate de manera importante en nuestra sociedad”, dice Pólit, quien resalta que todos los menores criminalizados son hombres.

Todo juega en contra

Dentro del sistema penitenciario existen factores que encienden las alertas para que una matanza, como la del 28 de septiembre de 2021, se repita: la filtración de datos y la guerra declarada de bandas criminales sobre ‘Los Choneros’.

Mediante un comunicado, la Policía Nacional informó –el 5 de octubre de 2021– que realiza las pericias a un audio, en el que un supuesto miembro de la institución llama a un preso para alertar de un allanamiento en la Penitenciaría del Litoral.

“Se ha iniciado una investigación interna con el fin de identificar el origen y la veracidad de la información de dicho audio“, detalló la institución.

A esto se suma la complicidad de ciertos trabajadores penitenciarios con los reos. Estas relaciones quedaron expuestas cuando se descubrió que una guía penitenciaria de la cárcel del Guayas ayudó a que la pareja de alias ‘Fito’, uno de los líderes de los Choneros, permaneciera en la cárcel por más de seis días, la disfrazara como guía y pretendiera hacerla salir, ante la vista de la Policía y Militares que resguardan las cárceles.

El caso se mantiene en investigación pues, además de demostrar que las cárceles no son controladas por las fuerzas del orden, denotan un sistema de corrupción. Solo así se explicaría que las mujeres nunca llegaron a la Fiscalía para que se les levantara cargos ya que, según información de la Policía, una llamada “de un alto mando” solicitó su liberación.

Tanto el tema del audio, como la liberación de las mujeres se mantienen en investigación.

Son este tipo de filtraciones las que agilizan el paso de armas, drogas y celulares en las cárceles.

Todos contra ‘Los Choneros’

Choneros, Pipos, Tiguerones, Chone Killers, Lagartos y Lobos son las bandas que ‘mandan’ en las cárceles del Ecuador.

Entre las bandas hay un enemigo común: ‘Los Choneros’, una de las bandas criminales más antiguas del país (constituida a finales de los 90’s) y que —desde 2011— es catalogada la banda más violenta de las cárceles y la que mayor territorio tiene.

Pero además del espacio, la pugna contra los Choneros también se debe que responde al cártel de Sinaloa, mientras que sus contrincantes tienen nexos con Jalisco Nueva Generación. Ambos grupos narco criminales, de México.

Con toda esta información y en medio de un estado de excepción, decretado el 29 de septiembre de 2021 ¿qué hace el Gobierno para evitar una nueva matanza?

Como en estados de emergencia pasados, la primera medida es la movilización y participación de las Fuerzas Armadas para controlar la crisis carcelaria, siempre y cuando, los militares actúen hasta el perímetro exterior, incluido el primer filtro de ingreso a las cárceles.

Otra medida adoptada es la requisa periódica que realiza la Policía Nacional. Pese a eso, el 14 de octubre de 2021, se encontró en la penitenciaría del Litoral dos maletas con municiones y una amoladora. A eso se suma el supuesto suicidio de cuatros reos , encontrados en el área de visitas íntimas.

Para el sociólogo y experto en seguridad Adrián Carrión, todo sigue un modelo de contención penitenciaria que, en años anteriores, no ha dado resultado.

“Una medida que se debe tomar pronto es la reducción del hacinamiento (bordea el 130%), que va a permitir un mejor control en casos de nuevos amotinamientos”, detalla.

Según un informe de ‘Penal Reform International and Thailand Institute of Justice’ el hacinamiento en las cárceles del Ecuador ha incrementado de forma dramática, en menos de 20 años. En 2008 había 13.125 presos y en 2021 hay 38.999. Es decir, un incremento del 197%.

Ecuador es uno de los 118 países cuyo sistema penitenciario no ha podido dejar de operar por encima del 100% de su capacidad, desde 2010.

El Gobierno ha planteado que podría emitir cerca de 2.000 indultos, aunque aún es solo una propuesta.

División por bloques

Otra medida que se implementará –aunque no se ha detallado cuándo– es dividir en bloques a las cárceles más pobladas. Es decir que los  más de 8.000 reos, en teoría, dejarían de compartir el mismo espacio.

Esto, dice Carrión, podría funcionar siempre que no se mezcle, en pabellones cercanos, a líderes de bandas contrarias. “Esta es la tarea más difícil, porque el mandato de bandas al interior no va a desaparecer, solo por dividir las cárceles”, agrega. (AVV)

Muertes carcelarias en 2021

  • Preliminarmente, se han registrado 270 personas privadas de la libertad muertas en matanzas producto de amotinamientos.
  • El dato es alarmante, tomando en cuenta que en 2020, hubo 51 muertes de este tipo; en 2019, 34; y en 2018, 11.

Sentencias para menores de edad

Infracciones para privación de libertad:

  • Violencia sexual, robo, tráfico de sustancias y delitos contra la vida

Infracciones para medidas no privativas:

  • Robos leves (donde no se ha ejercido la fuerza)
  • Internet inseguro (acoso escolar o sexual)
En Ecuador hay 404 jóvenes infractores con medidas privativas que se encuentran internados en uno de los 11 centros.
Las familias no vuelven a relacionarse con los jóvenes infractores. No existe un servicio que los ampare cuando no hay vínculos familiares.

 

Noticias relacionadas

La Hora TV