Urge un cambio en la politica nacional

La politización del organismo responsable de la organización y realización de los comicios, ahora elevado a poder del Estado, empieza a generar sus resultados. El mamotreto del Código de la Democracia, y la ninguna preparación y vinculación de sus integrantes a agrupaciones partidistas, hace que el país dude de su imparcialidad e idoneidad para desempeñar tales delicadas funciones.

Salta a la vista, que conjuntamente con los requisitos para ser Asambleísta, o para llegar a Carondelet, es imperioso que los se exijan, sean de peso. Los legisladores tienen que legislar y fiscalizar, para lo que deben conocer mucho de leyes y de economía. Sus enormes falencias los obligan a tener costosos asesores, muchos de ellos de membrete. Ni se diga de los requisitos para ser Presidente. Se busca un verdadero estadista y de probidad absoluta. Hay candidatos puestos a dedo, en cuya vida no se percibe ningún mérito. Y el resultado lo vemos por doquier. Un país a la deriva, secuestrado por mafias criollas que mandan más que el Mandatario, y que del desarrollo sostenido de nuestra economía no están muy preocupados en sus adentros. Estos políticos nuestros sólo defienden los intereses grupales que los financian. Y esa ha sido, desafortunadamente, la historia de nuestro país desde siempre.

La educación, que debería ser la piedra filosofal de nuestro desarrollo, es de adoctrinamiento sesgado, y de cuestionada calidad. La cívica, la ética, los principios y valores de antaño, están mandados a recoger. Es por esto que, viene algún resentido social, y lo primero que hacer es dividirnos para adueñarse de todos los poderes, ofreciendo dádivas y bonos a los incautos, provocando una defensa de los derechos y olvidándose de las obligaciones, haciendo perder de vista lo que en realidad importa, como es el desarrollo horizontal de todos los sectores y su amalgamiento para que la construcción de una verdadera nación ecuatoriana, algún rato sea una realidad.

En la Consulta Popular que hará el próximo gobierno, todos esperamos que se incluyan preguntas de fondo, si queremos tener futuro como país.

Eduardo Chiriboga Aponte

eduardochiribogapuntoverde@hotmail.com