Un tiempo conmigo

Detsy Rodríguez Aguirre

A veces toca regresar al pasado para mirar detenidamente algunas cosas. Mi amigo me ha inscrito en un Congreso. Me lleva de vuelta hacia donde estudié y me conduce hacia nuevos aprendizajes. Miro hacia dentro y sé que no quiero volver. Sin embargo, respiro profundo, decido ir. Siempre desea que aprenda, que crezca con amor y sabiduría. Cuánta gente nos recuerda con cariño. De la manera más grata posible aprecian nuestro paso por la vida en aquellos años. Muestran su afecto de una manera que ni siquiera lo hubiéramos pensado. Me hace feliz, no me enorgullece. Me da la paz que necesito para seguir en el camino.

Por otro lado, tal como dice un actor tan conocido, Denzel Washington: “Hay gente que nunca te ha querido, ni te quiere cerca porque simplemente alborotas sus demonios”. La vida es tan estupenda y mágica que tiene respuesta para todo y para todos. Los retos, por lo que me he podido dar cuenta, sólo sacan lo que está dentro de la persona: lo bueno o lo malo. Y emprendemos nuevos caminos, pero tengo que decirlo, de la mano de Dios, de aquél que lo puede todo. Si Él está con nosotros, nada podrá contra esta fortaleza. Si estamos juntos, somos más y todo es posible. Me sorprendo de la fuerza que me ha sido concedida, y sé que si todo eso pasé, puedo con lo que venga, nunca sola, siempre con mi gran familia, con aquellos que me permiten quererlos y que les permito quererme, porque para mí, la familia son aquellos que nos permitimos elegir desde el corazón y que son un verdadero regalo del Creador.

La vida es mi mejor aventura, es mi más preciado don. Hermelito, amigo entrañable, dice: “La vida no te hace, tú haces la vida”. Nosotros decidimos a quien damos poder: al bien o al mal. Sólo vives una vez y nada es fácil. (O)

detsyrodriguezaguirre@gmail.com>