Soluciones y punto

EDUARDO TABÁREZ RAMÍREZ

Las propias autoridades hacen conocer la problemática que atraviesa el Biess, el índice de morosidad en los créditos hipotecarios que se han otorgado es aproximadamente el 10%, índices realmente preocupantes. Como todo ente acreedor tiene dos caminos a efectos de poner en orden en sus indicadores, ardua tarea, pero no imposible: Refinanciar las operaciones, o demandar, pero antes, permítanme dar mi modesta opinión de la forma que se debe empezar.

Se debe crear el área de normalización a efectos que determine la calidad de cartera en razón de, cuantía, tiempo vencido, zona geográfica, ojo, no se debe incrementar personal, esta nueva estructura debe ser con los funcionarios del banco (Redistribución de funciones). Establecidos los parámetros antes descritos, de forma urgente y de forma impoluta proceder al refinanciamiento del crédito, esta facilidad debe estar ajustada a la realidad que al momento posee el deudor, para ser más claro:

1) Determinar un periodo de gracia si se demuestra que el deudor está desempleado. 2) Prolongar el plazo de la operación. 3) Disminuir la tasa activa del crédito. 4) Condonar los intereses de lo vencido en más de 24 meses, en tanto y cuando el saldo del capital sea por lo menos el 50% del capital original prestado.

Es importante destacar que lo expuesto en el último numeral, se fundamenta bajo la premisa que, habiéndose pagado la mitad de la obligación, el inmueble materia de la garantía hoy tiene una valoración superior a lo adeudado, en consecuencia, la posición de riesgo vs garantía que posee el acreedor es menos grave, considerar que el deudor en circunstancia que tenía empleo siempre cumplió; la valoración a su carácter de pago debe ser considerada un factor a tomarse en cuenta, no es lo mismo un deudor cuyo crédito que se ha pagado menos del 10 % del capital, y pese a esto por alguna razón está en impago, en este caso la modalidad a refinanciar es distinta.

Es probable que algunos defensores del “cuidado de recursos “salgan con declaraciones pendejas como que los los intereses no se pueden condonar, que la normativa, el reglamento, etc., etc. Señores directivos del Biess, menos retórica, dejen de estar buscando recuperadores de cartera, o ¿acaso no lograron determinar en su momento las razones que originaron el deterioro de los activos por cobrar?

educarae@hotmail.com