‘Patria, tierra sagrada’

Sara Serrano

José Ugaz, presidente de Transparencia Internacional, mencionó en Ecuavisa que un proceso exitoso de anticorrupción debe tener una voluntad política que provenga del liderazgo más alto de un país. Destacó que existen otras fuerzas que deben luchar contra la corrupción como la ciudadanía, la opinión pública y los liderazgos alternativos. Graficó la magnitud de la corrupción en la región mencionando que Odebrecht es solo una de las 16 empresas involucradas en millonarios actos de corrupción.

Afirmó que es una “ruta interesante” la consulta popular, en el sentido de la renovación de los cuadros. Dijo que la fiscalía y la judicatura deben ser independientes. Las experiencias de la lucha anticorrupción que relató habrían dado como fruto la repatriación y recuperación de estos dineros corruptos.

Luego de la experiencia que vivimos por la presencia de una flota china que arrasó con la pesca en Galápagos, irrespetando una zona tan delicada para los ecuatorianos y para el mundo como son nuestras ‘islas encantadas’; de la deuda descomunal que hipotecará por décadas nuestras materias primas y la posibilidad de mejores condiciones de vida para nuestras generaciones, y de los atracos millonarios, ¿dónde quedó el estribillo mentiroso de la canción ‘Patria, tierra sagrada de honor y de hidalguía’ cantada a voz en cuello por quienes se llenaban los bolsillos y perseguían o hostigaban a las voces verdaderamente patrióticas?

Parte del desempleo y el dolor de las familias se produjo por el saco roto de la corrupción y las componendas. Los ciudadanos no tendrían por qué pagar la bacanal de Calígulas. Suena a esperanza la posición de Ugaz de mecanismos internacionales reales para la repatriación del dinero de la corrupción. La corrupción no sabe de patria.

saraserranoalb2@yahoo.com