Pago irracional

POR. HILDA RENDÓN BAUTISTA

Con asombro vemos como se ha desatado en los ultimos tiempos una hola de agrupaciones y sociedades que en forma desmedida intentan hacer cuantiosos cobros a locales comerciales, hoteles, restaurantes, bajo el pretexto de representar en el país a las sociedades de gestión colectiva de derechos de autores y compositores ecuatorianos y extranjeros.

Estas llamadas agrupaciones u organizaciones como: Soprofón que agrupa a sociedades de productores de obras fonéticas; Sayce reune autores de obras musicales; Egeda representa a productores de obras audiovisuales; Sarime actúa a favor de artistas e intérpretes; y, Uniarte que no sé ni a quién representan.

Con audacia incalculable notifican por el no pago en la utilización de la comunicación pública de música y telenovelas, incumplimiento que llevaría de 3 a 7 días de clausura y una multa de hasta 142 salarios básicos de acuerdo al Código Orgánico de Economía Social de los Conocimientos Creatividad e Inovación.

Pero lo más asombroso, el cobro se realiza fijando una cuota anual en virtud del número de televisores existentes, tamaño, categoría y sucursales del negocio. Que alguien responda con que legalidad jurídica actúan, son cinco impuestos, cobros, regalías como lo queramos llamar por un mismo tema, lo que provoca revuelo y malestar. A donde van a parar esos recursos?. Sería bueno consultarles a Thalía, Mark Anthony o Shakira cuánto reciben anualmente de Ecuador por este concepto. O mejor despertemos de su sueño profundo a Mozart o Beethoven para hacerles la misma pregunta.

Sólo resta esperar que notifiquen a cada ecuatoriano por tener una tablet, un celular o una portátil que nos permite escuchar el último hit musical.

sorhilda@yahoo.es