Las medidas económicas

POR: EDUARDO CHIRIBOGA APONTE

El trabajo que efectuó el Consejo Consultivo Productivo y Tributario, efectuado con largos diálogos en 26 mesas en los diferentes sectores productivos que conformamos la patria, de poco sirvió. Las medidas de Moreno, anunciadas el 11 en cadena nacional, hubieran podido ser tomadas, ahorrándose tal desperdicio de tiempo y dinero de personas muy calificadas que lo integraron. Lo que necesitaba el país, a parte de esas medidas necesarias por cierto, era iniciar una reingeniería dentro de cada una de las cadenas productivas, para ver y analizar con fundamentos vistos en territorio las causas del escaso progreso de las grandes mayorías de compatriotas, que desde hace décadas, solo sobreviven.

Es de esperar, que las medidas sean solo un inicio de todo lo que se tiene que restructurar casa adentro. Y el sector agropecuario, hoy dejado nuevamente a su suerte, no ha sido ni siquiera mencionado, salvo la eliminación del impuesto a las tierras, otra de las inmensas equivocaciones de Correa, que no resuelve para nada las atrocidades que se dan en las cadenas productivas. Era claro, que los empresarios grandes y exportadores rodearon al Mandatario en sus decisiones, y le impidieron ver más allá de sus narices. El temor de que la historia se repita, deja a la natural vocación de nuestro país, fuera de todo desarrollo.

Solo por presiones políticas, se podría entender que se haya designado a una neófita en la materia como titular del MAG. Su PHD no es suficiente para entender todo lo que se tiene que corregir en el sector más desprotegido e importante del Ecuador, hoy secuestrado por pocas empresas agroexportadoras. Moreno obvió el refuerzo hacia la sociedad organizada en el agro. Se olvidó de convertirlos en agroexportadores pequeños y medianos. O al menos, anunciar un vigoroso plan que lo logre en el mediano y largo plazo.

Las medidas económicas son buenas pero muy insuficientes. Esperemos que se den nuevos planteamientos aclaratorios a este respecto. Caso contrario, la resistencia al régimen se irá fortaleciendo desde el agro, lo que podría favorecer a politiqueros de la peor índole. Y los asesores de don Lenin, lo saben.

eduardochiriogapuntoverde@hotmail.com