La injusticia

Se llaman religiosos y utilizan sus creencias para justificar el que se juzguen las acciones de una persona que está enferma, repito: enferma. No se puede hacer un juicio moral sobre una enfermedad, como es el caso de la adicción.

Leí, con tristeza, el caso de una víctima más del abuso de personas que dicen tener la intención de ayudar. A cambio de una módica cantidad, se conmina a los asistentes, generalmente personas con problemas de adicción al alcohol, drogas o que sufren de problemas emocionales, a hacer limpieza a través de la escritura bajo una fuerte presión y abuso sicológicos. Se les impide comer o dormir para posteriormente hacer la confesión de sus “pecados” ante un grupo de desconocidos. En mi particular opinión, no creo que ningún tipo de violencia pueda sanar. Él por petición de su madre, llega a uno de estos grupos que son entre cristianos, y mal llamados Alcohólicos Anónimos.

Esto se debe a que en este tipo de prácticas no te enseñan cuál es el origen de esas conductas; solamente tachan a la persona de pecaminosa, mala, etcétera, sin comprender el tema del padecimiento. Por otro lado, aunque dicen ser parte de Alcohólicos Anónimos, estos grupos sólo aplican parcialmente el programa que esta organización pone en práctica para promover la recuperación. La idea detrás del programa completo es que la persona experimente un cambio en su manera de pensar y en consecuencia de actuar, pero es un proceso de autoconocimiento, no de generación de culpa.

Quizá haya personas a quienes les funcione que las insulten y las hagan sentir peor de lo que ya se sienten, pero también puede suceder lo que ocurrió con Ramiro, de acuerdo con Lydia Cacho, saliendo de este lugar, el chavo se suicidó. Desgraciadamente, las personas que asisten, confían en estas prácticas, pero cuando salen, los procesos han quedado abiertos, inconclusos.

Desde luego se crea un sentimiento de culpa insospechado y tóxico, que si no es trabajado debidamente se queda ahí, pudriéndose. Estos grupos, son un enjambre de violaciones a los derechos humanos, y es mentira que el gobierno no se entere, entre otras cosas, es una de las razones por las cuales les permiten operar.

jorgegilberto@yahoo.com