Educación sin límites

La educación virtual se convirtió en la principal modalidad a distancia que optaron las instituciones educativas ecuatorianas para enfrentar la crisis por la pandemia del Covid-19. Sin embargo, muchos hogares no cuentan con un computador o acceso a Internet y el analfabetismo digital sigue presente en estudiantes y docentes.

Pero, la educación a distancia no se limita a plataformas virtuales y nuevas tecnologías. Por ejemplo, las Escuelas Radiofónicas Populares, impulsadas por Leonidas Proaño, educaron a 16.000 indígenas y campesinos ecuatorianos entre 1975 y 1986 mediante programas de radio. Incluso, durante la pandemia de gripe de 1918, las escuelas y colegios estadounidenses enviaban por correspondencia los contenidos y tareas a miles de estudiantes confinados en sus viviendas, ellos las remitían resueltas o las entregaban después de la emergencia. Las alternativas abundan cuando se debe garantizar el derecho a la educación, especialmente en situaciones críticas.

Anónimo

Cuando esta zozobra pase

Para nadie ha sido fácil esto del Covid-19.

Es una dura prueba para todos los mortales.

Esta crisis tiene de cabeza al Gobierno, a la oposición, a los ricos y a los pobres. Sobre todo, a estos últimos.

Las reflexiones han sido abundantes, a través de mensajes, canciones, oraciones y otras manifestaciones de la mente y el corazón.

Cuando esto pase, cuando todos seamos más humanos y solidarios. Tomemos conciencia de los abusos que cometimos contra la naturaleza y nuestro prójimo.

Que la transformación sea sincera y desde adentro.

Que el mundo cambie de objetivos y metas, sin que el lucro sea el centro de interés de los países ricos en desmedro de los pobres.

Si esto ocurre, habrá valido la pena este confinamiento.

Fausto Zambrano Zúñiga
fauzzambrano@hotmail.com