Diálogo sin cifras

EDUARDO CHIRIBOGA APONTE

Las constantes críticas del exMandatario hacia el presidente Lenin Moreno en sus editoriales y en twitter, hacen prever un “choque de trenes” a mediano o corto plazo. El poco espacio de gobernabilidad que le dejaron al presente régimen, atado a las mismas fichas del tablero del gobierno anterior, debe estar obligando al entorno íntimo de Moreno a reunirse hasta a escondidas, para determinar cuál va a ser el camino a seguir. Pues, el llamado a un Diálogo Nacional se ha iniciado sin beneficio de inventario.

Aún no se atreven a difundir el estado calamitoso de las cifras que dejó al correísmo. Ampliar la base de cobertura del IESS de 2.8 millones de personas, a 6.8 millones de pacientes, por mero clientelismo electoral, es una tamaña irresponsabilidad. Es hacer de esta noble institución un ente quebrado. Endeudarse agresivamente para que otros paguen la deuda, es un atentado al futuro del país.

Y así, hay muchos cambios de corte populista malsanos para las futuras generaciones que, sumados a la corrupción endémica que corroe a la República en todos sus estratos sociales y económicos, cuyos casos más ofensivos al pueblo nacen de la propia administración gubernamental, son tapados descaradamente desde la Asamblea Nacional, hacen imprescindible que el equipo de Moreno antes de continuar con su importante Diálogo Nacional, denuncie ante el país el estado en que nos encontramos, para de ahí poder partir hacia un futuro mejor, corrigiendo lo negativo que nos legaron.

No hacerlo, continuar apresados por las minas explosivas y los candados que el anterior gobierno dejó a Moreno, seguir permitiendo la impunidad de las autoridades corruptas que ya fugaron o que se encuentran aún en funciones, es confirmar las dudas que mantuvimos durante la campaña electoral. Es decir, que Moreno es rehén o títere de Correa y de seguir escondiendo las muy posibles fechorías de Glas, también será prisionero del Vicepresidente, cuyo juicio político será torpedeado por la Corte Constitucional, muy probablemente, y aquí no ha pasado nada.

eduardochiribogapuntoverde@hotmail.com