De la moral y productivo

Parece que el legado de Julio César Trujillo le va a quedar grande a los jueces y a la Fiscalía General. Los dieciocho indicios de responsabilidad penal y decenas de denuncias adicionales que apuntan al capo de la delincuencia organizada que azotó al país, no son suficientes.

Al parecer, el peso del 93% de los jueces nombrados por el exmandatario y que aún están en funciones, pesan. Y de entre los mandos medios de la Fiscalía, continúa exhalando pus. Nuestra justicia tiene que ser limpiada íntegramente. Sin una sentencia condenatoria en firme, nuestro inmaduro pueblo puede otra vez dejarse engatusar por una nueva millonaria campana electoral. Y los millones de dólares para lograrlo, de seguro, en alguna parte tienen que estar.

Es una pena que los noticiarios del país estén llenos de una recolección semanal de actos de corrupción del anterior régimen. Esto resulta cansino y vergonzante, por lo que los anuncios de ciertos alcaldes y prefectos de iniciar la austeridad y la honestidad en sus entidades, me parece un gran inicio de sus gestiones.

Esos anuncios deberían ser emulados por todos los elegidos a nivel nacional, demostrando que un baño de decencia y de ética es urgente en toda la República. El servicio público debe ser una vocación y no una oportunidad para llenarse los bolsillos y todo lo anterior tiene que ser auditado. Aunque el Contralor General haya sido el segundo de a bordo y al corriente de muchas cosillas por años, en tiempos del prófugo Carlos Pólit.

En lo productivo, el frente económico, muy bien conformado por jóvenes altamente capacitados, tiene que plasmar en realidad el cambio de modelo económico, no solo enviando leyes que ayuden al empresario, sino que tiene que acompañarlas con incentivos reales al productor, como, por ejemplo, bajando drásticamente las tasas de interés a la mitad, normando la inmisericorde intermediación.

Asimismo, regulando la importación y comercialización de insumos y maquinarias, apoyando a las asociaciones a capacitarse y en la búsqueda de mercados externos, etc. El envío de leyes sin sustento en lo pragmático, seguirá siendo como tirarle piedras a la luna y la credibilidad de Moreno seguirá en soletas.

eduardochiribogapuntoverde@hotmail.com