Covid-19; tratamiento

La enfermedad Covid-19, es tan nueva que se ha aprendido y se conoce pocos aspectos de ella, sin embargo, aún es tan incierta su historia que día a día se sabe algo más que mejora el tema de cómo afrontarla. El aspecto más importante sin lugar a dudas es el tratamiento. Hasta la fecha que usted lee este artículo de opinión, no existe ningún medicamento capaz de detener el virus o provocar una curación ya sea en los casos leves o hasta graves. El diario El Independiente de España, publicó una nota titulada: “De la hidroxicloroquina al remdesivir, cómo ha cambiado la forma de tratar a los pacientes de Covid-19”. Si uno pretende buscar un protocolo general, internacional o nacional, sobre cómo tratar a los enfermos de Covid-19, la respuesta es que no existe. Los primeros medicamentos en ser probados fueron antivirales que se usan en el tratamiento de personas con el virus de inmuno deficiencia humana (VIH). Estos son el lopinavir/ritonavir.

Poco antes de terminar el primer trimestre de este 2020 un estudio determinó la ineficacia de esta combinación, lo mismo con el oseltamivir, antiviral usado con bastante éxito en las infecciones por virus influenza. Los antipalúdicos como la hidroxicloroquina y la cloroquina tuvieron una enorme aceptación y un ingente uso a partir de ensayos chinos que determinaban cierto grado de eficacia, sin embargo la preocupación por los riesgos de cardíacas siempre rondó las especulaciones, las cuales fueron dilucidadas en un trabajo investigativo que se publicó y dio luz roja a su uso, motivo por el cual quedaron proscritos en los paciente con Covid-19. Así mismo, acerca del uso de estos antipalúdicos como medida de prevención, se determinó que son ineficaces. Antibacterianos como la azitromicina también quedaron ya para la historia. Ciertos antiparasitarios como la nitazoxanida y la ivermectina son todavía una polémica.

La novena versión del Consenso Multidisciplinario sobre el tratamiento de Covid-19, del Ministerio de Salud Pública asegura que no deben ser usados hasta no tener certeza científica que sean de utilidad. El remdesivir ha sido aprobado para pacientes incluso graves, reduce la estancia hospitalaria pero no la mortalidad. Ecuador ha recibido un lote de 300 ampollas, pero dicho fármaco no consta en el Cuadro Nacional de Medicamentos. Lo cierto hasta ahora es que los anticoagulantes y sobre todo los corticoides como la dexametasona y la hidrocortisona sí han demostrado ser útiles reduciendo mortalidad.

Luis Coello

dr.luiscoello@hotmail.com