Barbaridades

Rodrigo Santillán Peralbo

Los que coparon todos los espacios del Estado con la práctica de cerril caudillismo y salvaje autoritarismo con abuso de poder, ahora gritan y gimen con total cinismo contra la consulta popular convocada para el 4 de febrero porque es ‘inconstitucional’, ‘arbitraria’ o porque representa un “retroceso en derechos y libertades”. Son barbaridades.

Los desamparados, para que dirija la campaña por el ‘NO’, trajeron desde Bélgica al que se creyó dueño del país, sin acordarse de que soporta denuncias penales no sólo por el pésimo manejo económico y agresivo endeudamiento, sino porque ordenó la venta anticipada de petróleo, la aniquilación del IESS al que convirtió en caja chica, lo mismo que al Banco Central.

Si le hiciera caso a Correa y a sus adláteres y votara ‘NO’ en las siete preguntas de la consulta, simplemente diría que no se sancione a los corruptos y apoyaría al que roba su plata. Si vota ‘NO’ diría que quiere la reelección indefinida para que el correato vuelva al poder con toda su carga negativa de mentiras, engaños y corruptelas, o aplaudiría al Consejo de Participación Ciudadana y Control Social que, obediente, extendió nombramientos trascendentes, según las órdenes del gobierno del Ec. Correa.

Al votar ‘NO’, usted estaría de acuerdo con que prescriban los delitos sexuales en contra de niñas, niños y adolescentes, o votaría para que siga la explotación minera en áreas protegidas, zonas intangibles y centros urbanos, o diría viva la Ley de Plusvalía, o que se explote el petróleo en el Parque Nacional Yasuní.

Desde luego, cada persona es libre de votar ‘SÍ’ o ‘NO’ en las siete preguntas de la consulta popular, pero qué deseable sería que nadie se deje seducir por los megalómanos, mentirosos compulsivos, falsos mesías y expertos en propaganda que manipula conciencias.

rsantillan@lahora.com.ec