Así de simple

Qué ganas de comentar diversos temas importantes para la vida del ser en sociedad, sin embargo la actualidad política electoral ocupa el primer foco de atención del país. Las candidaturas para llegar a Carondelet no despiertan emociones nacionales. Un desconocido sin méritos propios, representante del corrupto e inviable estatismo; un pseudo indígena ecologista sin claros postulados anti crisis; y un banquero que ofrece subvencionar al agro, pero con apenas una migaja de lo que el sector requiere, acaparan la atención. No obstante, lo fundamental es que nos enfrentamos a una crucial elección, entre el ocaso como país con un proyecto político probadamente fracasado, y un estatu quo de centro derecha que ofrece mejorar las condiciones a los inversionistas generadores de empleo sostenido. Así de simple. Y el “Soberano” por un día, será el que finalmente elija.

Sigo insistiendo que, una vez finalizada la terrible pandemia que nos azota, se tiene que mirar la salida como la oportunidad de transformar al país en un exportador de materias primas con valor agregado nato, con un programa agresivo de capacitación al agro, acompañado de asistencias financieras acordes a la dolarización, y del marketing internacional que se requiera. Si queremos desarrollarnos y pagar deudas, invirtamos en producción, tripliquemos nuestro PIB, gastemos menos, y el resto vendrá por añadidura. Basta ya de pensar en los recursos naturales no renovables, más endeudamiento y obras de gran envergadura, caramelos para la corrupción, sin que el productor pequeño desorientado, huela dichos recursos. Que la banca pública, cumpla su verdadera función. Ahí está la salida.

Ya se escucha que tiene que implementarse una Consulta Popular con una sola pregunta, aparentemente drástica, que permita viabilizar todo lo que proponemos: ¿Está usted de acuerdo de que se implemente el método utilizado en Singapur para erradicar la corrupción en el Ecuador, y priorizar el desarrollo agroindustrial exportador generador de empleo?

La solución es tan sencilla, que produce alergia a los politiqueros, rostros visibles de los grupos hegemónicos que nos atan al subdesarrollo.

Eduardo Chiriboga Aponte

eduardochiribogapuntoverde@hotmail.com