Algo no calza

Eduardo Chiriboga Aponte

Es penoso ver ex funcionarios del gobierno anterior seguirse dando a la fuga; ver cómo la Asamblea Nacional destituye a regañadientes a asambleístas corruptas; ver insólitos acuerdos entre partidos opositores para gobernarnos en 2021; ver el cinismo sin par del ex Mandatario, al burlarse internacionalmente de la justicia ecuatoriana y desafiar a la moral pública con regresar al poder; ver cómo la Fiscalía, la Interpol y el gobierno Belga dilatan pronunciarse en el caso más comprobado de la historia republicana de corrupción y delincuencia organizada; ver cómo el Fiscal General dimite asustado por las presiones…

Y veo al actual régimen políticamente atado de manos frente a la inmensa tarea de gobernar, a pesar de la inclusión de ciertas mentes acordes al mundo de hoy, capaces de corregir el escenario económico insostenible que nos legó el gobierno anterior. Inercia que me lleva a dudar de las reales intensiones de querer hacer historia en el desarrollo socio económico del país. El “establishment” criollo, lo impide.

Al parecer, los catorce grupos hegemónicos que manejan al país, han llegando a un acuerdo tácito con el régimen para echarle tierra a los latrocinios perpetrados, darle un ropaje moralista al discurso oficialista, que la justicia amague bajándose un par de cabezas, y aquí no ha pasado nada. Macabra probable deducción de los hechos expuestos.

Este escenario político turbio, acentúa la triste sospecha de que éste gobierno es la continuidad del anterior, no solo porque sus mutuos insultos suenan a pantomima, o porque parte de sus funcionarios fueron incondicionales del ex, o porque no se ha recuperado un dólar; sino porque la estructura del presupuesto para el 2019 no ha variado. El gasto corriente no ha descendido; el gasto en inversiones ha bajado de golpe en 40% ocasionando enfriamiento de la economía; y el pago en deuda supera al de salud y educación. Tres datos concretos, que explican por qué los cambios en lo económico no significan cambio de modelo, ni atraerán la confianza suficiente para generar una significativa inversión.

¿Podría señalarme, amigo lector, en qué mi observación podría estar equivocada?

eduardochiribogapuntoverde@hotmail.com