Acoso ‘online’

Roque Rivas Zambrano

Las plataformas digitales se han convertido en un terreno minado para los periodistas. La violencia que se ejerce sobre quienes destapan actos de corrupción del poder también está presente en las redes sociales. Recibir insultos, amenazas de muerte, chantajes o comentarios que descalifican el trabajo son circunstancias que los periodistas tienen que enfrentar en la era digital.

Reporteros Sin Fronteras (RSF) publicó su estudio: ‘Acoso en línea a periodistas: cuando los trolls arremeten contra la prensa’, una investigación en 32 países, se visibiliza la problemática y se enlistan medidas necesarias a adoptar. se trata de un fenómeno mundial que, en ocasiones, tiene tintes sexistas. Quienes lo practican lo hacen desde el anonimato, con virulentas campañas para obstaculizar la libertad de expresión. Este odio repartido a oleadas tiene consecuencias dramáticas, entre ellas, la autocensura.

La RSF elabora una tipología de los ataques más comunes: ‘double switch’, que implica ‘hackear’ y tomar control de cuentas del periodista para usurpar su identidad; ‘doxxing’, que equivale a difundir información personal que está en la web, para perjudicar al reportero; ‘hashtag poisoning’, que son mensajes con incitación a dañar o insultar al periodista y ‘phishing’, el envío de enlaces fraudulentos para acceder a las fuentes de los profesionales.

Sugiere tener cuidado con la geolocalización automática, crear una alerta en Google para saber cuándo alguien mencione su nombre, no dejar que el número telefónico aparezca publicado en línea o en las respuestas automáticas, utilizar la verificación en dos pasos en tus cuentas de correo electrónico y desconectarse siempre al acabar la sesión, entre otras. Lo importante es no darle ni un minuto de ventaja al acoso ‘online’…

salvataje@yahoo.com