Organizaciones sociales se unen a favor de afectados por Furukawa

La campaña de solidaridad permitirá llevar donaciones a familias que viven en haciendas clausuradas. Activistas insisten en respuestas urgentes del Estado.
La campaña de solidaridad permitirá llevar donaciones a familias que viven en haciendas clausuradas. Activistas insisten en respuestas urgentes del Estado.

Redacción QUITO

Aunque las haciendas de Furukawa Plantaciones C.A. están clausuradas por 60 días, los trabajadores siguen viviendo en las tierras de la empresa en Santo Domingo, pero ahora sin ningún medio de subsistencia. El panorama actual de violacion a los derechos laborales y humanos que ha mostrado el informe de la Defensoría del Pueblo llevó a al menos cinco organizaciones a agruparse y plantear una campaña de solidaridad con los afectados por la compañía que sería más de 400 personas. La acción se anunció hoy en una rueda de prensa, en Quito.

Elsie Monge, directora de la Comisión Ecuménica de Derechos Humanos, leyó las exigencias dirigidas al Estado ecuatoriano que están relacionadas con el mejoramiento de la calidad de vida y las remediaciones para las familias que han laborado durante años en la extracción de la fibra de abacá. Monge responsabilizó a las autoridades por lo que pueda ocurrirles a los trabajadores y denunció públicamente las acciones de la Teniente Política del cantón Luz de América de la provincia de Santo Domingo. En la última semana, la autoridad fue a las haciendas y trató de persuadir a las familias para que volvieran a trabajar.

David Suárez, representante del Centro de Derechos Económicos y Sociales, mencionó que el caso ha sido uno de los más fuertes de esclavitud moderna en los últimos 20 años. Con respecto al comunicado oficial de Furukawa en el que se acusa de incitador a Walter Sánchez, quien ha acompañado a los trabajadores en su lucha, los activistas lo rechazaron y le presentaron su respaldo. Sánchez ha recibido amenazas de muerte y ha presentado la denuncia respectiva en la Fiscalía.

El llamado por ahora es a la solidaridad tanto de organizaciones de la sociedad civil como a personas particulares para llevar ayuda humanitaria y comida a las familias. Para sumarse puede enviar un correo electrónico a servidumbre.furukawa@gmail.com. (PCV)