Pedro Castillo disuelve el Congreso e instaura un Gobierno de emergencia en Perú

Fotografía de archivo fechada el 11 de octubre de 2022 que muestra al presidente de Perú, Pedro Castillo, durante una rueda de prensa con corresponsales internacionales en Lima (Perú).

Este miércoles 7 de diciembre el Congreso de Perú tenía previsto debatir y votar el pedido de destitución del presidente de Perú, Pedro Castillo.

En cadena nacional, el primer mandatario peruano, decretó este miércoles disolver temporalmente el Congreso e instaurar un Gobierno de emergencia nacional, horas antes de que el Parlamento debatiera una moción de vacancia (destitución) en su contra que podría haberlo apartado de la jefatura del Estado.

Castillo dijo que convocará elecciones para Constituyente y que se gobernará mediante decretos ley. De igual forma, indicó que se impondrá un toque de queda desde las 12 de la noche de este miércoles.

Una moción, impulsada la semana pasada por el congresista independiente Edward Málaga, la tercera presentada cuando apenas han transcurrido 17 meses de gobierno, dio cabida a un duro enfrentamiento entre el Ejecutivo y el Legislativo.

A pocas horas de la crucial votación, Castillo afirmó, en un pronunciamiento transmitido por televisión nacional, que «no es corrupto» y dijo que se defenderá del pedido de destitución.

«A horas de debatirse una nueva moción de vacancia en mi contra me presento para ratificar una vez más que no soy corrupto ni mancharía jamás el buen apellido de mis honestos padres», sostuvo.

El gobernante aseguró que «a lo largo de los 17 meses de gestión» que lleva «cierto sector del parlamento tuvo como único punto de la agenda» destituirlo del cargo, «porque nunca aceptaron los resultados de una elección» que el año pasado le permitió derrotar en segunda vuelta a la líder derechista Keiko Fujimori.

El gobernante también sostuvo que este miércoles ejercerá su «derecho a la defensa» y que es «un demócrata que respeta la Constitución, la instituciones, el debido proceso, el Estado de Derecho y el equilibro de poderes» en su país. EFE