‘Habitantes de la calle’ cuentan con manos amigas

LUGAR. El grupo llega a puntos específicos en el Centro Histórico.
LUGAR. El grupo llega a puntos específicos en el Centro Histórico.
ACTIVIDAD. Los voluntarios dialogan permanentemente y escuchan a las personas que han dejado sus casas.
ACTIVIDAD. Los voluntarios dialogan permanentemente y escuchan a las personas que han dejado sus casas.
COLABORACIÓN. Entre la ayuda que brinda la Cruz Roja Pichincha está también el menaje de casa.
COLABORACIÓN. Entre la ayuda que brinda la Cruz Roja Pichincha está también el menaje de casa.

“Nosotros trabajamos con personas que algún día fueron profesionales y tuvieron sus recursos, pero que dejaron sus hogares por problemas con el alcohol, droga, trabajo, depresión y hasta salud mental. Nosotros no les vamos a hacer a un lado porque ellos son parte de nosotros, son nuestros amigos”, comenta Rebeca Yánez, coordinadora de Salud Comunitaria de la Cruz Roja – Pichincha.

El proyecto “Amigos de la calle”, que impulsa este organismo, tiene la misión de cambiar realidades y brindar oportunidades a las personas que, por ciertos motivos, se convirtieron en habitantes de la calle.

El Dato
Para donaciones económicas se debe hacer el depósito en la cuenta corriente del Banco Pichincha # 3461415104 a nombre de Cruz Roja Junta Provincial Pichincha.Son aproximadamente 60 voluntarios que trabajan arduamente para tratar cada caso que han encontrado durante los abordajes que realizan en campo. Lo primero que buscan es generar el bienestar de cada persona y brindarles un momento de alegría, y por qué no, cambiarles su vida, siempre y cuando ellos estén de acuerdo.

En estos recorrido sus “amigos de la calle” han llegado a abrir sus corazones y conversan sobre sus vidas. Paola Criollo, enfermera y estilista de 23 años que dedica parte de su tiempo a esta labor social, menciona que lo único que se necesita es voluntad, por lo que en cada reunión se prepara con todo el ánimo para atender a sus “amigos”.

“Hay veces en las que nos cuentan que han conversado con sus hijos o que necesitan un trabajo y que si les podemos apoyar. Esto es un gran avance porque las personas confían en nosotros”, agrega Yánez. La idea es generar confianza por lo que en cada visita se quedan hasta 20 minutos conversando con ellos proponiéndoles cambiar su historia.

Las experiencias

En esta labor los voluntarios han sido testigos de historias de lucha y éxito. Don José (nombre protegido), salió de la calle con la apoyo de otra fundación y de la Cruz Roja de Pichincha, que le apoyó con ayuda humanitaria y el menaje para su casa.

También aprendió a desarrollar un emprendimiento y así pudo salir de esa situación. Recibió insumos para preparar “queso de frutas” y se hizo conocer con este producto en las iglesias; aprovechó la oportunidad y su vida ha dado un cambio completo, pues él ha sido el mentor para que cuatro personas más sigan su ejemplo y cambien de vida.

El Dato
Para colaborar se debe comunicar al 2521573 ext.104Lo mismo ocurre con Gustavo (nombre protegido), portador de VIH, a quien le colaboran con el acompañamiento en la casa de salud a la que asiste para el control de su enfermedad, y también le entregan ciertos medicamentos. También se le dio asistencia humanitaria e insumos de hogar, para que pueda tener una vida digna.

Para Diego Hernández, Director de Promoción de Derechos de la Secretaría de Inclusión Social, este tipo de trabajos en calle son importantes para reestablecer los derechos de una persona. “El atender a personas en situación de vulnerabilidad y abandono, con alimentación, higiene, atención médica, trabajo social, enfermería, entre otros es una obligación de las autoridades”, dijo. (MLY)

La iniciativa en marcha

El propósito de este proyecto es ayudar a la gente no solo con comida, sino también brindar apoyo profesional, por lo que cuentan con un equipo multidisciplinario para brindar apoyo sicosocial, atención de primeros auxilios, ayuda humanitaria y alimentación.

Realizan abordajes en lugares puntuales del Centro Histórico y levantan información personal de cada caso. La idea es capacitarles para que cada persona deje la calle y tome un rumbo diferente. Para sus mentores, esto se logra con la independencia económica, un trabajo sicológico y mucha fuerza, pues también los incentivan a desarrollar sus conocimientos y sus aptitudes.

Como Cruz Roja Pichincha buscan aliados para lograr su cometido, es así que, partiendo de los voluntarios, son ellos quienes cada reunión llevan los alimentos para cocinar y llevar a cada uno de los amigos en calle.

Los abordajes se realizan los sábados cada 15 días. Los voluntarios se concentran desde las 17:00, preparan los alimentos y realizan el operativo de seguridad respectivo para que a partir de las 20:00 se realice el trabajo en campo.

También dan seguimiento a los ‘recuperados’ pues la idea de este grupo es no abandonarlos y mantenerlos activos.

Qué donar
A la Cruz Roja Pichincha

ALIMENTOS
° Arroz
° Azúcar
° Sal
° Aceite

ROPA
° Calentadores
° Medias
° Chompas
° Bufandas
° Ropa deportiva
° Zapatos deportivos
° Cobijas

MICROEMPRENDIMIENTOS
° Gelatina sin sabor de 10, 15 o 20 Kilos
° Azúcar
° Refrigeradoras
° Cocinas eléctricas