COLUMNA DEL CONSUMIDOR

Banco de Utiles: aprenda y ahorre

Para no repetir el gasto desmesurado en la compra de iles escolares, revisemos algunas experiencias para el ahorro:
El primer consejo es coordinar entre padres y maestros. Es com que de manera unilateral, los profesores definan la lista de iles, lo que impide acoger valiosos aportes de los padres de familia para aprovechar mejor los materiales.
Un segundo punto propone la creaci de un «Banco de Utiles» que optimice los recursos de cada escuela. Por ejemplo: si a un grado le solicitamos tijeras, ya no es necesario pedirle a otro, porque bien puede crearse un depito de materiales que la instituci administre.
En el momento que un grupo necesite las tijeras, recurre al fondo com y las usa. Adem, la vida il se aprovecha mejor, algunas pueden durar dos o tres as, tiempo que ya no se las debe solicitar.
El mismo criterio se puede emplear con las pinturas, sacapuntas, pegas, reglas, calculadoras e, incluso, libros. Lo importante es coordinar su funcionamiento.
Un tercer criterio es aprovechar las hojas limpias de los cuadernos usados. Retore el espiral o desprenda las grapas y separe las hojas impias. Acomelas, utilice la misma pasta y vuelva a colocar el espiral o las engrapa.
Para que las hojas no se desprendan filmente, le sugerimos colocar en el lomo una tira de cinta adhesiva. Ya tiene resuelto un cuaderno «nuevo» para tomar apuntes o realizar tareas.
Si estos aportes se desarrollan en cada escuela, seguramente las iniciativas y beneficios ser mayores. Este es un tema que debe atendselo de manera permanente, no so al inicio de clases.

(Tribuna Ecuatoriana de Consumidores y Usuarios).