CARTILLA CONSTITUCIONAL

Libertad de creencias

Los ecuatorianos y ecuatorianas, tenemos el derecho a guardar reserva, es decir, el secreto sobre nuestras convicciones policas y religiosas, porque son solo nuestras.
Nadie puede obligarnos a declarar si somos conservadores o liberales, de izquierdas o de derechas, si somos caticos o evangelistas, si creemos en Dios o si somos ateos. Ese es nuestro derecho personal que debe ser respetado en todo momento y lugar, el que se encuentra unido o ligado con la igualdad ante la ley, pues nadie nos puede discriminar sobre la base de nuestras convicciones, es decir de nuestras creencias y darnos un tratamiento distinto so porque pensamos o creemos en determinada forma.
En ning caso se podrutilizar la informaci personal de terceros, o sea de otras personas, sobre sus creencias religiosas o sus filiaciones policas; es decir si son miembros o si pertenecen a un partido, agrupaci o movimiento polico o si practican o no alguna religi.
Tampoco se podrutilizar la informaci o los datos que se refieran y digan algo sobre la salud de la persona o sobre su vida sexual. Estas son cuestiones o asuntos muy personales y se debe respetar la intimidad de cada ser humano.
Pero las noticias o datos sobre salud y vida sexual de las personas, so se pueden utilizar por estrictas razones micas, o sea, para satisfacer la atenci mica que beneficie a la persona.