Heladas afectan producción lechera

Problema. Pasto dañado causa intoxicación y neumonía en vacas
Problema. Pasto dañado causa intoxicación y neumonía en vacas

Temperaturas bajas en la serranía ocasionan pérdida de pastos destinados a la alimentación del ganado.

Mientras la región Costa del país sufre los problemas de la sequía, pierde los cultivos y mueren sus animales; en la Sierra ecuatoriana los resultados son similares. Las tierras pierden sus frutos y los animales mueren intoxicados por las fuertes heladas.

“El frío es más frío cuando caen las heladas, no se puede trabajar porque es insoportable la temperatura, llega hasta los huesos”, comentó Lisandro Simbaña, mientras arreaba a tres vacas por la calle empedrada del sector de Miraflores en Tambillo, en busca de un poco de hierba.

Para Lisandro, un pequeño comerciante de leche, quien no conoce científicamente lo que significa la helada, sabe que las vacas se enferman cuando “comen el pasto con hielo, les duele la barriga a las pobres y no dan leche”.

De los 45 litros de leche que obtenía diariamente de las vacas, vendiendo a 35 y 40 centavos el litro, alcanzaba 20 dólares diarios, pero hace dos meses ordeña entre 30 y 35 litros y obtiene 13 dólares. “Yo ruego porque las vacas no se enfermen con el frío, porque no tengo plata para curarlas”, dijo Lisandro.

Lisandro y sus tres vacas son un pequeño ejemplo de lo que sucede en Pichincha. En las haciendas el problema es similar, pero con perdidas más grandes. La producción lechera y entrega de leche a las pasteurizadoras se redujo en un 30 por ciento.

Temperatura baja
Las heladas son el enemigo número uno de los campos de la serranía, en especial de las grandes extensiones de pasto de sectores como Tambillo, Machachi y demás lugares en los cuales la crianza de hierba para ganado es el motor de la producción lechera de la provincia de Pichincha.

A más de tres mil metros de altura el frío se siente y se refleja en los cuerpos de los niños y trabajadores de las haciendas del sector de Miraflores (Tambillo). Su rostro y manos, rojas y resecas son el reflejo del frío que azota en las madrugadas, cuando salen al ordeño, y que en la tarde se presentan desde hace dos meses.

Las temperaturas bajan a menos de cero (- 4 grados) y los efectos del clima se ven descubiertos en la perdida del 80 por ciento de la hierba para ganado lechero y la intoxicación de las reces por los efectos de la helada en los pastizales.

A más de perder los terrenos los ganaderos deben afrontar el hecho de comprar pasto a productores extranjeros y su precio varía entre 35 y 50 dólares la paca, que sirve para alimentar a una vaca por día. El animal al estar acostumbrado a consumir hierba fresca tiene problemas de asimilación de alimentos, lo que provoca daños en su sistema digestivo, dijo Leonardo Checa, estudiante de medicina veterinaria.

El Instituto Nacional de Meteorología e Hidróloga (Inamhi), estableció que los fenómenos climáticos son resultado del proceso de alta presión que no permite que las lluvias se presenten, sin embargo no se ha determinado cuanto durará la fase hasta que las lluvias y las temperaturas se normalicen.

En la Costa ecuatoriana, para resolver en algo el problema, se cavarían pozos para la extracción de agua en 5 provincias, sin embargo en la sierra el problema no se puede resolver por los intensos fríos que ‘queman’ los cultivos, en especial de productos en vaina, como: arveja, fréjol y de ciclos cortos como papas, maíz, cebolla y demás alimentos.

Tome Nota
El Decreto Ejecutivo 963 destinaría el 20 por ciento del Fondo de Ahorro y Contingencia para los afectados de la Costa (sequía) y Sierra (helada).

La Cifra. 30 por ciento se redujo la producción lechera por la pérdida de pastizales.

Intoxicación del ganado
Pese a continuar con la entrega de la cantidad, controles y proceso de ordeño diario, las haciendas no están aisladas del problema. Atienden el caso con medicamentos y alimento especial para que el ganado no se enferme.

Miguel Amador, dueño de la hacienda Miraflores, dijo que las heladas son un problema para las haciendas de la serranía. Las 45 vacas lecheras de la hacienda que generaban en promedio 1000 litros diarios, en dos ordeños, disminuyeron la producción en 200 litros menos al día.

¿Cómo afectan las heladas a la producción?
En el sector del cantón Mejía (Pichincha) por las heladas nadie tiene alimento en los campos para el ganado y se debe comprar heno o henolaje porque se acabaron las reservas que habían en el país.

¿Qué tipo de alimentos están proporcionando al ganado?
Comen balanceado, sales y vitaminas que se compran fuera de la provincia. Y los pastos son comprados por pacas que van desde los 40 y 50 dólares. El henolaje y la comida es para una sola vaca en un día.

¿La hierba expuesta a la helada que causa en el ganado?
Las vacas se intoxican y el problema se detecta en la baja brusca de la producción de leche. Si una produce hasta 25 litros diarios, puede llegar a ordeñarse únicamente 10 litros. También pueden sufrir neumonía, baja de temperatura corporal, se queda sin movimiento, entre otros síntomas. Lo que se hace para evitar que el ganado deje de producir, es ayudar a las vacas con productos que les reduzcan la toxicidad de la hierba dañada, en el cuerpo

¿Se ha afrontado el problema en años anteriores?
Está helada es una de las más duras que ha soportado la zona de Mejía, porque con una sola helada se mueren los principales pastos como el quicullo que es básico en el sector para la alimentación.

Provincias afectadas

Sequía: Falta de lluvia
– Esmeraldas
– Los Ríos
– Guayas
– Manabí

Heladas: Baja temperatura
– Pichincha
– Azuay
– Chimborazo
– Cañar
– Tungurahua
– Cotopaxi