Jubilación sin respuesta

Jubilación. Hay muchos afiliados inconformes en Esmeraldas
Jubilación. Hay muchos afiliados inconformes en Esmeraldas

Las quejas eran múltiples, pero la respuesta escasa. Así transcurrió la reunión entre Luis Acosta funcionario nacional del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) y los afiliados de Esmeraldas, que tenía como propósito aclarar dudas y resolver problemas relacionados con la jubilación.

Asistieron alrededor de 20 afiliados al teatro de la UNE, sus casos eran similares y se fundamentaban en un reclamo: la demora en el trámite para la jubilación.
“Tengo tres años esperando mi jubilación pero en el IESS nadie me da respuesta”. “Tengo la edad y todas las imposiciones para jubilarme, pero no lo he logrado”. “Hace un año ocho meses que presenté la solicitud”, y así uno a uno los afiliados presentaron sus inconformidades.

Justificaciones

Reclamos ante los cuales el representante de la Dirección de Jubilación del IESS en Quito no pudo dar una explicación convincente, sólo se justificó atribuyendo responsabilidades a otras áreas y a otros funcionarios del Seguro Social.
“Los casos de jubilación suspensos se dan por el área de aportes y de control patronal, no es de nuestra responsabilidad”, argumentó Luis Acosta.

Sin embargo, estas expresiones no fueron satisfactorias para los afiliados que siguen el proceso de jubilación o que pretenden acogerse a esta prestación del Seguro Social.

El compromiso del funcionario Luis Acosta fue el de llevar estas inquietudes a la planta central del IESS y atender los casos que fueron expuestos, en coordinación con Santiago Montaño, responsable de los asuntos de jubilación en Esmeraldas.

MALOS TRATOS

Según el Secretario General de la Federación Provincial de Jubilados y Pensionistas Harring Goyes Klínger, varios funcionarios del IESS de Quito maltratan a los afiliados de provincias y responden despóticamente las consultas vía telefónica.

“Si no se les lleva prebendas de la costa a los funcionarios de la sierra no nos atienden bien, estamos cansado de tanto maltrato”, comentó el dirigente de los jubilados en Esmeraldas.