La quema puede destruir el suelo

La intensa sequía de la zona ha permitido una práctica generalizada en varios sectores de Santo Domingo, la quema de la vegetación, especialmente en sitios que tienen laderas, como en los costados de la carretera a Quito; esto crea un debate: ¿Conviene o no la quema?
Medardo Tapia, agricultor, considera que tiene ventajas, mediante ciertas prácticas; por ejemplo, amontonar restos de cosechas o vegetación seca y quemarlas en un solo lugar; con esto se eliminan plagas y enfermedades, se incrementan cenizas al suelo, que contiene residuos minerales ventajosos, entre ellos el potasio, del que tanto carece el suelo de Santo Domingo.
Hay enfermedades difíciles de controlar con químicos, especialmente las provocadas por hongos, y se ha comprobado que el sistema da resultados efectivos, manifiesta el campesino.

Para algunos técnicos, la quema debe realizarse máximo una sola vez. No se han efectuado estudios sobre las ventajas o desventajas, pero se considera que con este procedimiento se elimina buena cantidad de semillas de malezas, agentes causadores de pestes que tanto afectan a los cultivos, y se reduce en alto grado la incidencia de plagas y enfermedades.

Víctor Reinoso, agricultor, tiene recelos con esta práctica. “Ésta debe realizarse con cuidado, porque caso contrario puede causar daños al suelo, eliminar minerales y empobrecerlo, provocando que pierda su fertilidad», expresa.

Los trabajos de mejoramiento del suelo no son conocidos por la mayoría de agricultores; los costos son elevados, a tal punto que aumentan la producción a la hora de producir. Cuando los precios de las cosechas son inciertos pueden tener valor alto o bajo y, lo peor, condiciones climáticas ocasionan pérdidas. «Yo mismo perdí plantaciones de tomatillo, por las fluctuaciones de temperatura con frío en la mañana y luego el intenso calor por la tarde», indicó.

Subraya que la quema destruye la microflora y microfauna que hay en la capa superficial del suelo, con las consecuencias irreversibles en la conversión y manejo eficiente de este recurso.

Según estudios técnicos del suelo, este es un medio complejo en constante actividad; se caracteriza por poseer 16 elementos minerales básicos, entre ellos nitrógeno, fósforo, potasio, calcio. Magnesio, azufre, cloro, hierro, manganeso, zinc, molibdeno, que son absorbidos por las plantas, a través de las raíces; también posee aire, agua, materia orgánica, la acción conjunta del clima y la vegetación realiza con el pasar del tiempo la mezcla de estos elementos que crean un suelo fértil.

Cuando hay mal manejo, el suelo se destruye y puede convertirse en estéril para toda producción agrícola. En consecuencia, un eficiente manejo lo conserva en su estructura, aereación, que contenga más anhídrido carbónico (CO2), porque cuando falta este elemento se disminuye el rendimiento.

Técnicas
Siembra

– En las pendientes debe sembrase en curvas de nivel; sin embargo, en la carretera a Quito, en los enormes taludes se observan cultivos siguiendo la dirección de la pendiente.

– Los agricultores manifiestan que el manejo de los suelos es desconocido por la mayoría.

– El resultado es el peligro de la destrucción del recurso con prácticas inadecuadas, y una de ellas es la quema de la vegetación.