La Catedral y su historia

MAY, 17, 2007 | 04:00

Destrucción. La mano de Dios fue la que destrozó a la iglesia
Tulcán, La Hora

A principios del siglo XX, la iglesia de San Miguel era la más esplendorosa de Tulcán. Tenía un famoso grabado hecho en 1875 y estaba ubicada justo al frente del Parque de la Concordia, donde estuvo el libertador Simón Bolívar descansando después de una batalla.
Sin embargo, el hermoso templo quedó convertido en escombros la mañana del 13 de diciembre de 1923.

Según relatos de tulcaneños de antaño, en las pocas crónicas que se encuentran de aquella época, la iglesia de San Miguel fue destruida por la mano de Dios debido a una herejía que cometieron algunos habitantes.

Al parecer, cinco días antes, durante la celebración del día de la Virgen, varios creyentes que pertenecían al Partido Liberal llegaron borrachos a la iglesia y sabotearon la misa.

Los incipientes informes geológicos realizados en aquellos años, así como las notas de algunos diarios internacionales, explican lo que realmente sucedió ese 13 de diciembre de 1923.

El volcán Cumbal, que había permanecido en reposo durante más de dos siglos, tuvo un fuerte despertar. Piedras, lava y gases tóxicos volaron a kilómetros de distancia. Varios pueblos quedaron totalmente destruidos por los inesperados movimientos telúricos. En otros lugares alejados, no obstante, sólo se destruyeron las edificaciones más viejas y que menos cimentación tenían. Fue esto lo que sucedió en Tulcán. Las vigas de la iglesia de San Miguel no resistieron el temblor provocado por los rugidos del Cumbal y se vino al piso.

Para algunos tulcaneños del Partido Liberal no había nada que hacer, la iglesia cayó, de modo que debían recogerse los escombros y edificar una escuela. Pero la mayoría del pueblo, que manifestaba una profunda creencia religiosa, opinó lo contrario. Había que reconstruir el templo, incluso, se debía hacer más grande, más amplio, más alto y descomunal.

Fue así como nació La Catedral, la mayor iglesia que tiene hoy Tulcán.

En junio de 1931, el sacerdote lazarista alemán, Pedro Huberto Brüning, inició los trabajos con el dibujo de los planos. La fachada de la iglesia poseía un estilo nunca antes visto en el país y que estaba en boga en Europa, además presentaba una cúpula neoclásica con el crucero y el abside, dos detalles que fascinaron a los tulcaneños.

Titánica labor

Fue tanto el entusiasmo que muchos pusieron manos a la obra. La tradicional costumbre de la minga se convirtió, entonces, en un modo de vida. Cada día decenas de personas llegaban hasta el templo destruido a quitar escombros y luego a abrir los profundos huecos para los cimientos, porque esta vez la iglesia debía quedar firme para que no la tumbara ningún temblor.

La madera que se utilizó fue traída desde Huaca, por su resistencia y perdurabilidad.
Al terminar la obra, el padre Luis Miño se encargó de una titánica labor que consistió en recaudar fondos con los feligreses para adornar poco a poco a iglesia. Fueron casi diez años de ardua labor que permitieron estucar las paredes y decorar el altar y los muros con santos de todo tipo. Sin embargo, aún faltaba el techo, que es uno de los aspectos más fundamentales de todo templo, pues manifiesta la grandeza de Dios y la pequeñez del ser humano ante su presencia.

En 1965, Luis Clemente de la Vega, primer obispo de Tulcán, hizo algunas adecuaciones considerables que terminaron de embellecer la iglesia, para convertirla en el templo madre de la ciudad.

Datos
Otras Iglesias

La Catedral: Maravillosa escultura arquitectónica que posee magníficas imágenes de valía artística, un altar tallado en pan de oro. Está ubicada a media cuadra de la plaza principal, fue construida aproximadamente en el año 1900.

San Francisco: Ubicada en pleno centro de la ciudad, al lado de la Sociedad Obrara. En este templo se encuentra el centro conventual de la Comunidad de Padres Capuchinos. Está Compuesta de una arquitectura interesante, imágenes de la Virgen, y los pastores llaman la atención por el trabajo artesanal en sus acabados.

La Dolorosa: Considerada una joven iglesia por su arquitectónica moderna ubicada frente al parque Isidro Ayora. Llama la atención por su diseño innovador con tendencias postmodernas en la arquitectura.