Los secretos del mundo antiguo develados

MAR, 15, 2020 |

Obra. La primera edición fue presentada en 1996.

Reseña del libro ‘La clave secreta de Hiram’, por Oswaldo Paz y Miño.

Por Oswaldo Paz y Miño J

Los bibliófilos y librepensadores saben que en esta página se proponen escrituras que fomentan el crecimiento personal y el de la comunidad; que voceamos lecturas en búsqueda del progreso del humanismo integral. 


Es necesario, por tanto, romper esquemas, lo que incluye acceder a libros diferentes, que nos trasladen a otras esencias. 


Las páginas de ‘La clave secreta de Hiram’, de Christopher Knight y Robert Lomas, sobrepasan el tema exclusivamente masónico, que está siempre vigente, y se adentran en laberintos que son de constante interés para la humanidad, por lo que no dejan de ser investigados. En las épocas que vivimos, sus misterios han recobrado fuerza y vigor.

Temáticas


¿Describen los Salmos del Nuevo Testamento a Jesús, el último en reclamar el reino de los judíos, practicando los rituales de la coronación de los antiguos egipcios? ¿Fueron enterrados los pergaminos con las enseñanzas secretas de Jesús en el Templo de Herodes, poco antes de la destrucción de Jerusalén por los romanos en el año 70 d.C.? ¿Desenterraron los caballeros templarios, antecesores de la francmasonería moderna, dichos pergaminos en el siglo XII, para luego adoptar los rituales que incluían? ¿Y fueron después enterrados los pergaminos bajo una detallada reconstrucción del templo de Herodes, en la cima de una colina escocesa, donde esperan ser desenterrados de nuevo?


Profanos e iniciados anhelan mayor y diferente conocimiento, que, al final, es ganancia intangible e incrementa su cultura. En la obra, la oportunidad de encontrar luces diferentes es un hecho. 

Verdades ocultas


Todo lector que cultiva el autoconocimiento, refina o actualiza su mente y espíritu, produce para sí mismo un Arte Real. Por ello, la lectura más allá del placer, del gusto, también es virtud, y expresión filosófica propia, ciencia, razón y lógica. De aquí surge el dolor cuando los libros son quemados:


La Iglesia romanizada destruyó toda evidencia que retratara a su Salvador como un mortal más que como un dios. En uno de los más grandes actos de vandalismo, los cristianos quemaron la biblioteca de Alejandría en Egipto, que contenía demasiada información acerca de la verdadera Iglesia de Jerusalén. 


Al hacerlo, destruyeron la colección de textos antiguos más formidable que el mundo haya visto. Por suerte, al final, su tarea resultó imposible, ya que no podían eliminar todos los rastros de evidencia. De aquí, las revelaciones de los Evangelios Gnósticos y los notables Rollos del Mar Muerto. Es más, lo escritos de los padres fundadores de la Iglesia Oficial dicen mucho, sin que sea su intención, sobre la gente y los pensamientos que intentaban destruir. 


Además, las obras de los primeros pensadores cristianos escaparon algunas veces de los censuradores, porque se creía que eran inofensivas, aunque, de hecho, sus palabras pueden decirnos bastante” (Página 91).


Lector, tómate tiempo y esfuerzo, que un libro importante queda anunciado.

Tu comprensión es necesaria para el pleno ejercicio de la libertad de pensamiento y la ruptura de esquemas dogmáticos en los que la mujer ha sido preterida; basta recordar a Hipatia de Alejandría, quien murió desollada por buscar la verdad.


[email protected]