Tsáchilas tienen pocas oportunidades de estudio

NOV, 14, 2019 |

DEMOSTRACIÓN. Melina Calazacón expone las artesanías en cada feria a la que les invitan.

Redacción SANTO DOMINGO DE LOS TSÁCHILAS

A muchos de los jóvenes tsáchilas les gustaría culminar los estudios superiores, tener un título y ejercer la profesión, pero la falta de recursos económicos no les permite cumplir este anhelo. Esto, porque además del pago del semestre, necesitan para sus gastos diarios, como traslado y adquisición de materiales para cumplir con lo que exigen los docentes. 

Lisbeth Calazacón terminó el colegio, ingresó a la universidad; sin embargo, se quedó en segundo semestre de la carrera de Agropecuaria en la ESPE. 

La joven tiene 24 años, en la actualidad es guía turística del centro turístico Ka-Ti Luli, ubicado en la comuna Chigüilpe. Dice sentirse contenta y orgullosa de su etnia, por eso siempre viste su atuendo tradicional.

Llega con un mensaje a los jóvenes de su nacionaidad: “que le pongan interés, que no dejen sus estudios, sigan delante y  fortalezcan nuestra cultura para que no se pierda”.
 

Ubicación de las comunas 
Para Melina Calazacón, del centro cultural Tradiasan, la falta de recursos económicos para continuar los estudios es un problema latente dentro de las comunidades tsáchilas. A esto se suma la distancia, porque la mayoría están en la zona rural y es complicada la salida. 

“Los más pequeños se educan en las escuelitas bilingües, que están situadas en cada comuna, pero solo para la primaria, y muchos jóvenes no continúan la secundaria, peor la universidad”, enfatizó.

Ella culminó la secundaria y no pudo continuar estudiando, al momento tiene 31 años, pero se ha autopreparado. “Me encargo de las redes sociales del centro cultural, he asistido a diferentes talleres, en lo que se nos ha dado facilidades para aprender muchas cosas”.

Hoy en día está al frente  de un proyecto denominado ‘Aprendamos tsáfiqui’, creado en YouTube, iniciativa de Albertina Calazacón, su mamá, y quien siempre ha trabajado en lo cultural y turístico de la nacionalidad.

VESTIMENTA. Lisbeth Calazacón luce orgullosa el atuendo tsáchila y ayuda a su familia a vender sus productos.

Becas 
Diana Aguavil, gobernadora de la nacionalidad Tsáchila; y Javier Aguavil, presidente de la Confederación de Nacionalidades y Pueblos Indígenas de la Costa Ecuatoriana, (Conaice), afirmaron que como dirigentes han logrado muchos avances en favor de la juventud. Uno de los objetivos obtenidos es el acercamiento con dos universidades: la Pontificia Universidad Católica del Ecuador y la Uniandes.

EL DATO
La falta de recursos económicos no permite que los jóvenes se profesionalicen. Optan por la agricultura.
Luego de pasar un preuniversitario, uno de los principales requisitos que necesitan los estudiantes es el certificado de la Gobernación Tsáchila, con el que avalan que forman parte de la etnia y que viven en las comunidades.

“En la Uniandes hay tsáchilas becados, cinco están por culminar sus estudios y seis recién van a empezar en ambas instituciones educativas”, sostuvo Diana.

Explicó que la beca cubre el 100% de los estudios, siempre y cuando el alumno tenga un promedio de 8,5, si baja esa nota la pierde.

Agregó que del 100% de integrantes de la etnia, un 3% tiene estudios superiores. Cuentan con ingenieros Agropecuarios, Comerciales y en Sistemas.

Javier aseguró que ellos también se han unido a la lucha como provincia para que se cree la universidad pública. (LMM)