Secciones   /   Variedades

Uso de cigarrillos electrónicos encienden las alarmas en salud

SEP, 24, 2019 |

ADVERTENCIA. El ‘vapeo’, como se conoce al consumo de cigarrillos electrónicos, constituye un peligro para la salud. (Foto: Infobae)

Según la encuesta mundial sobre tabaco en jóvenes (2010-2017), elaborada por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), el consumo de cigarrillo electrónico en la población joven del país, entre hombres y mujeres, es del 10,7%, en promedio.

La popularidad de este dispositivo ha aumentado en el mundo, refiere la Organización Mundial de la Salud (OMS). Cuenta con 367 millones de usuarios, frente a 1.100 millones de fumadores de cigarrillos convencionales, y se ha convertido en una puerta de entrada del tabaco para la gente joven, resalta el informe mundial sobre la evolución de la epidemia del cigarrillo, presentado en julio de 2019 en Río de Janeiro (Brasil).

En Ecuador, el Ministerio de Salud Pública (MSP) ha incluido a los cigarrillos electrónicos y aditivos en la obligatoriedad de contener advertencias sanitarias que informen a la población sobre los riesgos de su consumo.

La Ley Orgánica para la Regulación y Control del Tabaco (Lorct), que tiene como objetivo principal regular y reducir el tabaco en la población, establece la prohibición de la venta a menores de 18 años, no usarlos en espacios cerrados, sitios de trabajo, lugares públicos,  medios de transporte y todos los edificios declarados 100% libres de este humo.

El incumplimiento a esas disposiciones, según el artículo 36 de la Lorct, establece multas que van de 50 a 100 salarios básicos; de 100 a 200 remuneraciones básicas en caso de reincidencias; el cierre temporal y la clausura definitiva.
 

Llamado a dejar de consumirlos
Según la información publicada por The New York Times, el 19 de septiembre, los funcionarios de salud (de Estados Unidos) recomendaron que las personas se abstengan de usar cigarrillos electrónicos mientras investigan una enfermedad pulmonar grave que ha matado a ocho personas y mantiene afectadas a más de 500 individuos en 38 estados.

Hace más de una década, estos dispositivos llegaron al mercado con la idea de que, debido a que no generan humo ni alquitrán, eran más seguros que fumar cigarrillos, o al menos que podrían ayudar a una persona a cambiar a una alternativa menos peligrosa.

Pero la ‘misteriosa’ oleada de enfermedades en EE.UU. arrojó las preocupaciones sobre los efectos de salud del vaporizador. Según el Times, muchos de los que se enfermaron estaban ‘vapeando’ líquido con THC, el químico de alta inducción que se encuentra en la marihuana; y un compuesto llamado acetato de vitamina E, de acuerdo con investigaciones realizadas por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por sus siglas en inglés). Las autoridades continúan indagando qué más contienen las cápsulas que están vendiendo en el mercado negro. (CM/Agencias)

ORDEN. El Ministerio de Salud dispuso que el cigarrillo electrónico también debe llevar advertencias de las afecciones que provoca. (Foto: salud.gob.ec)

Causa cáncer
° Un estudio publicado en la revista JAMA Internal Medicine señala que los cigarrillos electrónicos contienen un compuesto químico que puede causar cáncer.

El ingrediente, llamado pulegona, “está presente en extractos de aceite preparados de menta y sus variedades, como hierbabuena y menta poleo”, dijo el experto Sairam Jabba, del departamento de anestesiología en la Facultad de Medicina Duke, en Carolina del Norte (Estados Unidos).

“La pulegona causa cáncer hepático, metaplasia pulmonar y otros neoplasmas en los roedores que reciben administración oral”, añadió el artículo.

En tanto que Vinaya M. Prasad, jefe del programa Iniciativa Liberarse del Tabaco de la OMS, explicó que el líquido que se usa en los vaporizadores “contiene aerosol y nicotina. 

Ese aerosol posee metales, diacetil (saborizante). Se sabe que estos elementos son dañinos para el corazón, los pulmones, y se está investigando cuáles son los efectos a largo plazo, si pueden incluso causar cáncer, aunque esto no está muy bien establecido”.

Generación de jóvenes adictos
°  Los cigarrillos electrónicos se han vuelto especialmente populares entre los adolescentes, señala el director médico de la Asociación Americana del Pulmón, Albert Rizzo. El especialista, citado por el The New York Times, refiere que el cerebro humano aún se está desarrollando hasta que cumpla 25 años, aproximadamente, y que la nicotina puede dañar las partes del cerebro que manejan la memoria, la atención y el aprendizaje.

Al consumo creciente se suma la falta de información sobre qué productos químicos contienen las vainas de los cigarrillos electrónicos, y la escasez de investigación sobre los efectos del vapeo.

"Tenemos una generación completamente nueva de jóvenes que ahora son adictos a la nicotina", adujo Rizzo, quien agregó que "no sabemos cuáles son los peligros de los cigarrillos electrónicos".