Napo se promociona por el turismo comunitario y sus emprendimientos

SEP, 12, 2019 |

EXHIBICIÓN. 400 productos, aproximadamente, son elaborados en las comunidades indígenas de Napo, en la Amazonía.
AUTORIDAD. El prefecto de Napo, Edison Chávez Vargas (centro), visitó Diario La Hora, con una delegación de la provincia, para promocionar los productos.

El sacha inchi, la ungurahua, el bambú, la ortiga, la sangre de drago, el chocolate, la guayusa, el café, la canela, entre otros elementos de los pueblos amazónicos, están aprovechándose al máximo para, a través de nuevos emprendimientos, dar a conocer sus bondades.

Son alrededor de 400 productos elaborados por 150 personas que habitan en las comunidades indígenas de Napo, varios de ellos de exportación. Pero el interés también es que sean aprovechados por los mismos ecuatorianos, explicó el prefecto de esa localidad, Edison Chávez Vargas, quien estuvo en Quito para inaugurar un punto de venta.

Esta actividad viene de las mismas comunidades kichwa indígenas de la Amazonía que cultivan en sus chacras la materia prima, aseguró Chávez, quien agregó que entre sus planes de trabajo está proporcionar infraestructura física y el equipo para el desarrollo de los productos, y contribuir a la apertura de más mercados.
 

Los artículos
Dani Castro, representante de los emprendedores de Napo, señaló que Napu Marka, el distintivo con el que la provincia se está promocionando, tiene cuatro categorías: cosméticos, artesanías, alimentos procesados y turismo comunitario.

En cosmética, los comerciantes están aprovechando las bondades de los productos vegetales que obtienen en sus chacras, como aceites esenciales, antioxidantes y vitaminas que favorecen a la piel y el cabello. La semilla de sacha inchi, la ungurahua, el bambú, la ortiga, la sangre de drago y el chocolate, son algunos de los principales ingredientes, contó.

También fabrican productos con valor agregado: están el licor de café, el vino tinto de flor de jamaica; el te de jengibre, cúrcuma y guayusa; cacao y pasta de cacao; aceite y macerado de cinco ajíes amazónicos; snaks de yuca, plátano y papa china.

Las manualidades son muy tradicionales, sobre todo porque son hechas con semillas que las mujeres recogen del bosque aseguró Castro. Se suman los tejidos de animales del bosque amazónico, realizado por las mujeres de las comunidades. 
 

Turismo comunitario
El aprovechamiento de cada rincón existente en las comunidades es un valor agregado que tiene Napo, mencionó el prefecto. 

La provincia ofrece varias riquezas. Entre ellas, mencionó a Papallacta, con sus aguas termales; el río Quijos y los deportes acuáticos que allí se pueden realizar; el zoológico de Archidona; las cavernas, alrededor de 200, entre ellas las de Jumandi; así como las impresionantes cascadas.

La aventura comienza en las mismas comunidades, donde además de hospedaje y gastronomía local, los guías comunitarios llevan a los visitantes por el bosque y permiten que disfruten.

Las aguas terapéuticas entran en los recorridos. Estas son blancas y dulces, tienen ozono debido al choque con la cordillera, concluyó. (CM)