Secciones   /   Farándula

‘Pecados de guerra’ y la brutalidad en Vietnam

AGO, 18, 2019 |

PELOTÓN. Meserve (Penn) y Eriksson (J. Fox) se enfrentan, porque el primero decidió raptar a una vietnamita.

DAVID ALMEIDA GARCÍA

Durante las décadas de 1970 y 1980, las películas del cineasta estadounidense Brian De Palma eran aclamadas por el gran público y la crítica, pues son buenísimas. Pero, en los años posteriores, el director de 78 años cayó en una crisis creativa y son contados los títulos con su firma que valen la pena admirar.

Pero bueno, hoy vamos a hablar de una de sus películas más comentadas: ‘Pecados de guerra’ (‘Casualties of War’), que se estrenó el 18 de agosto de 1989, exactamente hace 30 años. Esta producción, que contó con las emotivas actuaciones de Michael J. Fox, Sean Penn, John Leguizamo, John C. Reilly y Thuy Thu Le (como principales), fue merecedora de reconocimientos, como las nominaciones a los Globos de Oro, pero inexplicablemente fue ignorada por los Óscar. 


No le importa a nadie, Meserve. Oh, sí, se lo dije a todos, se lo dije pero no te preocupes no tendrás necesidad de matarme. ¡Se lo dije y no les importa!”. Soldado Eriksson. Interpretado por Michael J. Fox
En fin, la película está basada en sucesos reales, ocurridos en la Guerra de Vietnam en 1966, en el hecho conocido como ‘El incidente de la colina 192’, que fue publicado por el Diario The New Yorker y cuyo texto fue narrado por el periodista Daniel Lang, quien luego transformó esta historia en un libro que encantó a De Palma, el que lo llevó a la gran pantalla. 




Brian De Palma 
Mejores películas 


‘Sisters’ (1973)
‘Obsession’ (1976)
‘Carrie’ (1976)
‘Dressed to Kill’ (1980)
‘Scarface’ (1983)
‘The Untouchables’ (1987)
‘Carlito’s Way’ (1993)
‘The Black Dahila’ (2006)

DESCONSUELO. Esta escena antecede a uno de los momentos más dramáticos de esta historia.

La película 

Recién incorporado a su pelotón, en la selva vietnamita, el soldado Eriksson (Michael J. Fox) es testigo de un crimen brutal cometido por sus compañeros. Incapaz de permanecer al margen, se enfrentará al resto del grupo, pero sobre todo al sargento Tony Meserve (Sean Penn), un hombre enérgico y carismático, pero desquiciado por el horror y la brutalidad de la guerra.

Las actuaciones de J. Fox y Penn son lo más destacado de este largometraje, que tiene como apoyo dramático la música de Ennio Morricone y la fotografía de Stephen H. Burum. 


113 
minutos dura este largometraje.
En esta historia, De Palma (realizador de ‘Cara cortada’ o ‘Los intocables’) no solamente se centra en la pirotecnia de las batallas y el sonar de las metralletas y helicópteros, sino que enfatiza en los sentimientos de un grupo de soldados estadounidenses, cuyos impactos emocionales arrancan a partir del rapto de una joven vietnamita (Thuy Thu Le).


Con la recreación de este brutal episodio de guerra, que como dijimos antes salió a la luz y afortunadamente fue juzgado, nos hace reflexionar de lo que la guerra es capaz de hacer a las personas. De dañarlas en lo más profundo de sus almas y buscar una excusa para justificar sus actos. Pero realmente no la hay.

La forma en que está narrada es sensacional, pues el manejo de arcos argumentales y de los tiempos mediante los ‘flasbacks’ son dignos a destacar, ya que el director y el guionista, David Rabe, no se complican para nada.  

DIRECTOR. Brian de Palma consigue con ‘Pecados de guerra’ denunciar un hecho repudiable de la vida real.

Locura y desvergüenza

El duelo actoral entre los dos protagonistas es lo mejor de este largometraje. Por una parte, J. Fox transmite miedo, disgusto, indecisión y tormento. Pero la labor de Penn es que lo odiemos con todas nuestras fuerzas. 


El Dato
En la vida real la madre y la hermana de la víctima fueron asesinadas por el Viet-Cong porque pensaron que habían colaborado con 
el enemigo.

Con, ‘Apocalipsis Now’, de Francis Ford Coppola, ‘Full Metal Jacket’ (Stanley Kubrick), ‘Platoon’ y ‘Born on the Fourth of July’ (Oliver Stone) son lo mejor que se ha hecho sobre la guerra del Vietnam.
El público de ahora que ha visto ‘Game of Thrones’ y que piensa que Joffrey Baratheon es el personaje más malo de la ficción, debe ver al Tony Meserve que construyó Sean Penn. Es un ‘bastardo maldito’ que merece lo peor. 


De Palma, con ‘Pecados de guerra’, lleva hasta las últimas consecuencias su denuncia de la brutalidad cometida por el Ejército estadounidense contra el pueblo vietnamita. Un acto de ‘liberación’ que, antes que nada, fue un repudiable asalto de la peor barbarie, el cual dejó millones de víctimas en ambos bandos.

Es que, en esos años, muchos directores se dejaron llevar por esa ‘ola de denuncias’ contra la Guerra de Vietnam, que fue instaurada en el cine por Francis Ford Coppola (con ‘Apocalipsis ahora’) u Oliver Stone (‘Pelotón’) y que De Palma acogió con una película dura, difícil de ver (la escena de la joven vietnamita que es violada y acuchillada, y que camina sin rumbo por la vía del tren es visceral), pero necesaria.