Secciones   /   Planeta

‘Rebecca’ la osa de anteojos que ha tenido 10 crías en 10 años

JUL, 23, 2019 |

FAMILIA. ‘Rebecca’ y sus cachorros ‘Sunfo’ y ‘Tamia’, en 2017. (Foto: Paulina Unda/ Fundación Oso Andino)

‘Rebecca’ es una osa de anteojos, de 13 años aproximadamente. Ha sido vista, acompañada de sus cachorros, cruzando la carretera interoceánica, en el sector ‘La Virgen’ del Parque Nacional Cayambe-Coca (PNCC).

Desde finales de 2008, cuando fue observada por primera vez con dos osos, de 14 y 16 meses, aproximadamente, se le ha hecho un seguimiento visual y con un collar (Iridium / GPS), que le fue colocado en 2015.

Como resultado, se determinó que hasta el año pasado ha parido, al menos, cinco veces y ha criado 10 cachorros, dando a luz una vez cada 2 años, según el estudio publicado a inicios de este año por el biólogo Armando Castellanos.

“Ella (‘Rebecca’) parece haber sincronizado para que sus partos sean en abril y para abandonar el nido maternal en agosto, que coincide con el auge de la temporada de lluvias”, dice el estudio. Esto podría ser una estrategia para reducir los peligros y garantizar la alimentación.

Las osas alcanzan la madurez a los 4 años y el periodo de celo iría de cinco a seis días, de acuerdo al libro ‘Guía para la conservación del oso andino y oso de anteojos’, de Jairo Pérez Torres (2001).
 

Los registros
En 2010 se la volvió a ver con dos osos de entre 8 y 10 meses. En marzo de 2015 fue fotografiada y filmada con dos cachorros 9 a 10 meses. En agosto del mismo año se la registró solo con uno de ellos y se pensó que el otro había muerto. Pero, en diciembre de 2016, Víctor Quinchimbla fotografió al otro animal, que ya era un oso subadulto, que aparentemente sufría de un problema visual grave. Esto respalda una hipótesis de que fue herido y separado de su madre, por el ataque de perros salvajes, que, según el documento, “se han convertido en una seria amenaza para la fauna local en el sector”.

En abril de 2017 se la vio con dos nuevos cachorros, que gracias a los datos del collar GPS, los investigadores llegaron hasta el nido. Encontraron un macho y una hembra, les bautizaron como ‘Sunfo’ y ‘Tamia’.

Por el seguimiento realizado y calculando que la gestación es de 125 días, se estimó para este caso, que la fecha de copulación de ‘Rebecca’ sería a principios de diciembre de 2016, unas semanas después de que se separara del cachorro que nació en 2015.

En agosto de 2018, Marcelo Quipo avistó y fotografió a ‘Rebecca’ y a dos cachorros más, que en ese entonces tenían cuatro meses de nacidos. Ahora esas crías tienen 16 meses, aproximadamente. (CM)

Detalles de un seguimiento
° Los datos del collar Iridium/GPS, que le colocaron a ‘Rebecca’ en 2015, permitieron localizar el sitio donde había dado a luz en 2017 e identificar el sexo de los cachorros (‘Sunfo’ y ‘Tamia’).

Después del nacimiento, ‘Rebecca’ permaneció, durante 12 semanas, a unos pocos metros del nido, se alimentó de las bases blandas de las plantas de Kunth (Cortaderia nitida), conocida como carrizo o siksi de páramo y se hidrató lamiendo el agua de lluvia en las hojas circundantes. 

A las 15 semanas abandonan el lugar, se trasladaron a unos 300 m hacia un bosque montano superior. En julio de 2017 fueron atacados por perros salvajes, los cachorros se refugiaron en grietas rocosas y ‘Rebecca’ permaneció cerca para protegerlos. Superada la amenaza se juntaron y cruzaron la carretera.

Más Noticias De Planeta

El suero de leche: amenaza contaminante para los ríos

Martes, 01 de octubre de 2019 | | La mejor opción no es desecharlo en los afluentes hídricos. Hay que buscar otras alternativas.