Hola, hijo…

JUN, 20, 2019 | 00:35

Venezuela

Baudilio
 

Mi Dios te bendiga y te proteja. Espero estés bien. Ya estás hecho un hombre. Sabes, te echo de menos todo el tiempo. Más que mi hijo, eres mi compañero. Extraño salir en moto contigo a la montaña o a cualquier parte. Extraño tanto la casa, hijo. Nuestras crías, nuestro quiosco. Extraño tanto el sabor de nuestra comida, nuestra montaña en Barinitas, extraño sus sonrisas, hijos míos y espero que Dios pronto me permita verlos. Si pudiera estar allá, nos iríamos directo al río Paguey, para terminar todos juntos pescando y acampando en las orillas a la luz de la fogata. Espero no olvides nuestra vieja promesa: cuidar, proteger y aleccionar a tus hermanos Aroon, Isaac y Abraam.

Mi hijo, me gusta aquí porque la tierra y la gente es muy parecida a la nuestra. Ecuador es un país limpio y amable. Me gusta su buen enfoque en la siembra, su gran facilidad comercial y su sistema de transporte. Sé que te gustarían las montañas y las zonas de clima frío para que paseemos en motocicleta. Si estuvieras aquí, hijo, trabajaríamos juntos muy duro en un taller de motos, para después comprar una y salir juntos a conocer este lindo país que me abre las manos para poder alcanzar una vida mejor. A Dios le clamo para que te traiga cerca de mí nuevamente y poder deleitarnos de una rica y jugosa hamburguesa juntos, sentados en nuestras motos, viendo un buen paisaje ecuatoriano.


Los ama y extraña, 
Papá.  

Más Noticias De Opinión

Los dos muros del Presidente

00:15 | | El Presidente tiene en sus manos la posibilidad de “enderezar” todo lo que la Asamblea Nacional dejó torcido en las reformas al Código Integral Penal.

Cortinas de humo con alevosía

00:10 | | Como no creo en las coincidencias. Hay que pensar que desde el Ejecutivo nos han puesto tremenda “cortina de humo” para que se siga hablando y haciendo opinión pública sobre temas cuidadosamente escogidos.

El aborto

00:05 | | El art. 66, numeral 9 de la Constitución garantiza “el derecho a tomar decisiones libres, informadas, voluntarias y responsables sobre su sexualidad, y su vida y orientación sexual.