¡Estela, grita muy fuerte!

OCT, 27, 2018 |

Traducido al kichwa por Martha Quisintuña


A Estela le gustan muchas cosas. Le gusta jugar con el agua de la ducha e imaginarse que es un delfín.
Estelaka imakunatapash munanmi. Delfín tukushpa yakupi pukllanatami munan.

También le gusta jugar con sus amigos en la escuela. Tiene muchos: Guille, Ana, María... Pero su amiga más amiga es Lucía. Lástima que tiene mal genio.
Yachanawasipi paypa mashikunawan pukllanatapash munanmi. Guille, Ana, Maríapash…. paypa mashikunami kan. Shinapash Luciami paywan yalli apanakun. Luciaka yapata piñarinllami.

Un día Estela coge un libro precioso y Lucía se enfada porque ella también lo quiere y empieza a pellizcarle los brazos
Shuk puncha Estelaka sumak kamutami hapin, Luciaka piñarin paypash chay kamuta hapisha nishka chaymanta rikra kunapimi tishpin.

La maestra separa a las niñas y regaña a Lucía por su mal carácter.
– Pero Estela ¿por qué no dices nada? Te dejó cicatrices –dice la maestra.
– Es que... no sabía qué hacer.
Yachachikka ishkantita chikanyachin. Luciata riman piñarishkamanta.
– Estela imamantatak mana nimata ninki, rikraka chukrimi. – ninmi yachachikka.
– Imatapash mana rurayta usharkani ninmi.


– Cuando alguien te hace algo que no te gusta, tienes que decirle que pare. Y si no para, entonces GRITAS muy fuerte hasta que vengan a ayudarte. 
- Maykan imata rurakpika mana munanchichu, chay pachami sakichun ninankan. Mana chaypi sakikpika, sinchitami KAPARINA maykan yanapayman shamuchun.


Eso le pasó hace poco con su tío Anselmo. Le gustaba jugar con él porque hacía trucos de magia y le contaba cuentos divertidos. Pero últimamente hace cosas raras y ya no le gusta nada. La encierra con él en la habitación mientras los mayores hablan en el comedor, le quita la ropa y le hace unas cosquillas muy raras por todo el cuerpo, incluso por sitios tan escondidos que ni siquiera ella conoce.
Anselmo hachiwanmi chay tukurka. Paywan pukllanatami munarka sumak tukllaykuna, ñawpa rimaykunata willak kashkamanta. Shinapash kunankunaka mana allikunatami ruran chaykunata manapaywan pukllayta munanchu. Payta puñuna ukupimi wichkan  yuyakkunaka rimarinakama shinallatak  churanata anchuchishpa tukuy ukkutami shikshichin , paypash mana rikshishka kuskakunatami shikshichin.

Cuando ella le preguntó por qué le quitaba la ropa, él le dijo que era su sobrina preferida y que ese juego era el juego más secreto de todos.
Imamanta churanata llukshichinki nishpa tapukpika ñukapa kuyashka mullami kanki ninmi, chay pukllayka ishkantipa pakallakaymi kan ninmi.

Pero un domingo, cuando su tío empieza a tocarla por todo el cuerpo, Estela nota cómo el asco la recorre de los pies a la cabeza y le sale un grito enorme.
Un grito tan fuerte que se escapa por la ventana y viaja mar adentro, resuena por China y por Australia, y se unen los pingüinos del Polo Sur y las jirafas de África.
Intipuncha, paypa hachi tukuy ukkuta llankayman kallarikpika, chakimanta umakamami millay Estelata hapishka shinami sinchita kapariska
Shuk may shinchi kapari tukutami llukshishpa hatun kuchata yaykushka, China, Australiapipash uyarishka, Polo Sur pingüinokuna, Africamanta jirafa nishkakunapash kapariwan tantanakuska.


Entonces, el tío Anselmo le arregla el vestido con rapidez y se asoman por la puerta mamá y papá, los abuelos, la tía Carla y el tío Jaime y hasta la prima Miriam.
Uktakami churarishkata Anselmo hachika allichin, yaya, mama, hatun yaya, hatun mama, Carla, Jaime hachikuna shinallatak  Miriam panapash punkuta yaykunkuna.

–¿Qué pasa?
–preguntan todos.
-imatak tukunki
– nispami tukuy tapunkuna.

Anselmo, pálido como la leche, dice:
Ñuñu shina tukushpa Anselmoka mancharishka nin:

–Nada, estábamos jugando.
-Nima, pukllakurkanchimi nin.

Estela lo mira y dice:
Estelaka rikushpami nin:

–A un juego que no me gusta.
-Ñukapa mana munashka pukllaymi kan.

Y corre hacia mamá, que la abraza y le da un beso muy tierno.
Kallpashpami mamata hapiman, mamaka ukllashpa, kuyaylla muchaytami kun.

Tiene muchas cosas que contarle, pero lo hará mañana. 
Achka willaykunatami charin, shinapash hayami willanka.

Hoy solo tiene ganas de abrazarla.
Kunanka ukllanayayllatami charin.

BUSCA AYUDA

Defensoría del Pueblo: 02 382 9 670

Fiscalía General del Estado: 1 800 34 72 25

Dinapen: 02 244 7070

Defensoría Pública del Ecuador: 1800 33 33 67

Sistema Integrado: 911

Patronato San José: 099 678 3483

Más Noticias De Cuentos sobre Abuso Sexual

Piedras en el río

Lunes, 27 de agosto de 2018 | | Piedras en el río Yakupi rumikuna.

Ojos verdes

Lunes, 27 de agosto de 2018 | | ¡Por fin había llegado el verano! Alex se sentía muy feliz.

Otro cuento de monstruos

Lunes, 27 de agosto de 2018 | | Leonor Bravo, con ilustraciones de Manthra. Traducido por Martha Quilintuña

Kiko y la mano

Lunes, 27 de agosto de 2018 | | La segunda entrega de La Hora de un cuento contra el maltrato infantil tiene un concepto de Grey Amsterdam, con ilustraciones de Punga.

GALERIA DE VIDEOS