No se deje estafar con vacunas falsas

    251
    Alerta. Las dosis fraudulentas pueden ser un peligro para la salud.

    Ante el limitado número de dosis, solo los gobiernos centrales pueden acceder a su importación.

    En redes sociales y páginas web se promociona la venta de vacunas falsas contra la Covid-19. Esto, señaló el ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, podría afectar la salud de quienes la consumen.

    “Solamente el Gobierno las va a manejar al principio. Después probaremos si otras instituciones, no la comercialización, pero sí la distribución y la aplicación de las vacunas, más eficiente, más allá del Gobierno y del Ministerio de Salud”, dijo Zevallos.

    Esto quiere decir que ni siquiera los municipios, por el momento, tienen permitida la importación.

    Únicamente el Ministerio de Salud tiene la responsabilidad de distribuir, almacenar y aplicar de manera gratuita y voluntaria las dosis.

    Denuncia ciudadana

    Desde la cartera de Estado se ha exhortado a la comunidad a denunciar cualquier posible oferta de dosis de la vacuna fabricada por Pfizer, “que son, lamentablemente, ofrecidas de manera ilegal e irregular en espacios no autorizados por personas inescrupulosas que hacen ventas clandestinas”.

    Un ejemplo de esto se vivió en Quito con un laboratorio que ofertaba la vacuna a través de una valla publicitaria, en el norte de la capital. Ante esto, la Agencia Nacional de Regulación, Control y Vigilancia Sanitaria (Arcsa), dispuso el retiro de la valla.

    No contar con un sustento para afirmar que en 2021 se ofrecerá la vacuna representa un presunto incumplimiento al Artículo 2 de la Ley Orgánica de Defensa del Consumidor, mientras que publicitar un medicamento de venta bajo receta médica como vacuna contra la Covid-19 es una infracción relacionada con el Art. 143 de la Ley Orgánica de Salud.

    Recomendaciones internacionales

    La Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos (FTC, por sus siglas en inglés), ha hecho tres recomendaciones a la ciudadanía para evitar estafas con vacunas contra la Covid-19 (ver recuadro).

    La FTC ha advertido que los estafadores están vendiendo productos para tratar o prevenir Covid-19 sin prueba que funcionan. (AVV)

    Tres formas de evitar estafas

    1) Las personas no pueden pagar para colocar su nombre en una lista para recibir la vacuna. Eso es una estafa.
    2) Ninguna persona puede pagar para acceder antes a la vacuna. Esto también es una estafa.
    3) Ninguna persona autorizada de un sitio de distribución de vacunas ni ningún prestador médico privado, como una compañía de seguro privada, lo llamará con relación a la vacuna para pedirle su número de Seguro Social ni los datos de su tarjeta de crédito o cuenta bancaria para inscribirte para obtener la vacuna. Esto es una estafa.

    Fuente: Comisión Federal de Comercio de Estados Unidos