miércoles, agosto 4, 2021
Imbabura / Carchi Nacionalidad Awá resiste la pandemia con cero fallecimientos

Nacionalidad Awá resiste la pandemia con cero fallecimientos

Las comunidades se reparten en cuatro provincias del Ecuador, donde sí se han reportado contagios, pero todos se han recuperado.

Redacción CARCHI

Una de las nacionalidades históricamente olvidadas por las autoridades de turno, ubicada en la zona fronteriza del Ecuador, ha tenido que afrontar la pandemia con limitaciones de todo tipo, pero hasta julio de 2021 no reporta un solo fallecimiento por Covid-19.

Los Awá se extienden por las provincias de Esmeraldas, Carchi, Imbabura y Sucumbíos, repartidos en 25 centros legalmente constituidos, pero además están en territorio fronterizo en el departamento de Nariño, Colombia.

Jairo Cantincus, presidente de la Federación de Centros Awá del Ecuador (FCAE), en diálogo con LA HORA, explicó que durante la pandemia han tenido que pasar momentos difíciles, considerando que la población Awá es más vulnerable por estar en un territorio donde no cuentan con todos los servicios básicos necesarios, en cuanto a salud e higiene, pero además por estar relegados sin medios de comunicación para estar informados de lo que sucede en otros sectores o en el país en general.

“Una gran mayoría de la población Awá en las cuatro provincias ha sido contagiada por Covid-19, pero desde luego hemos tenido la posibilidad de resistir y no reportar hasta el momento ninguna persona fallecida”, dijo.

Según Cantincus, el poder recuperarse de la Covid-19 se lo deben a los adultos mayores de las diferentes comunidades, quienes con medicina tradicional han buscado la manera de que los remedios caseros controlen los síntomas, así como también las medidas tomadas por los dirigentes comunitarios.

“Nosotros hemos logrado controlar las aglomeraciones masivas en territorio, suspendiendo todas las reuniones comunitarias, eventos culturales y todo tipo de acciones que puedan generar o poner en riesgo a la gente. También hemos puesto puntos de control al ingreso de la mayoría de centros, para que no ingresen personas extrañas”, agregó.

Sobre el último punto, aclaró que no está prohibido el ingreso a territorio Awá, sino que exigen certificados médicos que constatan que la persona no tenga síntomas o esté contagiada de Covid-19.

“Ya vamos casi medio año con este tipo de controles, pero también la gente ha entendido la gravedad de la situación y ellos también han puesto de su parte. Me refiero a la gente de base de nuestras comunidades”, expuso.

Barreras. De 8.000 personas que forman parte de la nacionalidad Awá, un promedio de 100 están vacunados. Llegar a la totalidad parece una tarea difícil.
Barreras. De 8.000 personas que forman parte de la nacionalidad Awá, un promedio de 100 están vacunados. Llegar a la totalidad parece una tarea difícil.

¿Cuántos contagios hay?

Desde la FCAE mencionaron que no se tiene una cifra exacta de cuántas personas Awá se contagiaron, pero se estima que serían entre 60 y 80, de una población que bordea los 8.000 comuneros.

“Lo que pasa es que no se han hecho las pruebas necesarias, a todos los que han tenido síntomas. El número de contagios en realidad ha sido mínimo, pero es un riesgo para todos que un compañero Awá esté contagiado. La mayoría, al perder el gusto o el olfato, ya se ha dado cuenta de que es Covid-19”, detalló Jairo Cantincus.

Uno de los puntos donde se logró hacer  pruebas para Covid-19 fue en el sector conocido como San Marcos, en la provincia del Carchi, donde existe un puesto de salud permanente, con personal médico. Sin embargo, la atención no se puede extender a otros puntos Awá, donde para llegar toca caminar de cuatro horas en adelante, loma arriba, por senderos de difícil acceso.

Están dispuesto a vacunarse

La Coordinación Zonal 1 del Ministerio de Salud Pública cumplió, durante la primera semana de julio de 2021, el proceso de vacunación contra la Covid-19 a los primeros comuneros Awá.

Personal médico llegó hasta el sector Palermo, donde se ubica el puesto de salud Río Verde, de la provincia del Carchi, donde colocó las primeras dosis a personas adultas mayores y con discapacidad de la población Awá.

Según Jairo Cantincus, presidente de la Federación de Centros Awá del Ecuador (FCAE), las diferentes comunidades están dispuestas a vacunarse en su totalidad, pues han emprendido una campaña en cada territorio, con la ayuda de los adultos y consejeros, pero la decisión final se deja a la voluntad de cada uno, por si desean vacunarse o no.

“Una gran mayoría decide vacunarse, entonces en ese sentido hemos pedido al Ministerio de Salud que disponga de las dosis, sobre todo a los grupos más vulnerables, a la amas de casa, a quienes salen a cobrar bonos cada mes, porque son los que más riesgo tienen de contagio, al salir del territorio y estar en las filas para cobrar su bono”, explicó.

Uno de los problemas para cumplir el proceso, según Cantincus, es la falta de vías de acceso a todas las zonas Awá. “Estamos armando un plan, ya que es difícil el acceso a las comunidades y los médicos nos han pedido que la gente se acerque más a ciertos lugares, pero eso también es complicado. Imagínese vacunarse y de ahí tener que retornar caminando cuatro, cinco o seis horas por la montaña”.

Uno de los preparados caseros de los Awá lleva trago puro, mezclado con hierbas y plantas medicinales, como el “tres dedos”, “saragoza”, ajo, entre otras.

Particularidades de los Awá

Una reseña de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador detalla que la nacionalidad Awá está limitada al norte por Colombia; al sur por la parroquia de Lita, cantón Ibarra, provincia de Imbabura; al este por la parroquia Chical, del cantón Tulcán, provincia del Carchi; y, al oeste, por la parroquia Tululbi, cantón San Lorenzo, provincia de Esmeraldas.

“Según cuentan sus antepasados, la nacionalidad Awá es descendientes de las Mayas de México. Cuentan los ancianos de esta nacionalidad que hace 300 años salieron de los territorios mexicanos, con rumbo a Centroamérica y América del Sur, llegando a Colombia, donde esperaron asentarse; pero se produjo un conflicto conocido como la guerra de los 1.000 días, por esta razón muchos Awá tuvieron que viajar al Ecuador. Así llegaron al país y se quedaron a vivir en Esmeraldas. Tuvo que pasar 80 años para que este pueblo sea cedulado como parte del territorio ecuatoriano. Años más tarde se organizaron como Federación de Centros Awá del Ecuador, que tiene como objetivos la recuperación, el fortalecimiento de su cultura y el cuidado y defensa de su territorio”, explica la reseña.

Noticias relacionadas

La Hora TV