martes, noviembre 30, 2021
Mundo Tensión en EE.UU. antes del veredicto por la muerte de George Floyd

Tensión en EE.UU. antes del veredicto por la muerte de George Floyd

Los alegatos finales contra el expolicía Derek Chauvin, acusado de asfixiar al afroamericano George Floyd, terminaron en Mineápolis.

Estados Unidos escuchó con el aliento contenido, este 19 de abril de 2021, los argumentos finales del juicio contra el expolicía Derek Chauvin, acusado de matar por asfixia a George Floyd, antes de que el jurado se reúna para dictar un veredicto sobre cada uno de los tres cargos imputados, por el temor que se desencadene una nueva ola de protestas.

La tensión fuera del juzgado se palpó en las calles de Mineápolis (Minesota), sitiada por la presencia de miles de soldados de la Guardia Nacional estadounidense y otros cuerpos de seguridad, a la espera del resultado de la sentencia, que podría llegar en los próximos días.

Juicio

La Fiscalía del estado de Minesota y la defensa de Chauvin expusieron sus versiones finales durante unas cuatro horas frente al jurado, que deberá debatir a partir de ayer el caso y llegar a un veredicto por unanimidad.

Tras escuchar los argumentos de ambos lados y las instrucciones que les ha dado el juez para su deliberación, los miembros del jurado se marcharon de la sala. Posteriormente, se aíslan y encierran en un hotel para repasar todas las pruebas presentadas en el juicio y llegar a una sentencia.

Los miembros del jurado deben decidir si Chauvin es culpable o no de los tres cargos que enfrenta: asesinato en segundo grado, penado con hasta 40 años de cárcel; asesinato en tercer grado, con una condena máxima de 25 años; y, homicidio en segundo grado, que acarrea hasta 10 años de privación de libertad.

Sin embargo, como no tiene antecedentes penales, solo podría ser condenado a un máximo de 12 años y medio de prisión por los primeros dos cargos y a 4 años de cárcel por el tercero.

La muerte del afroamericano George Floyd se dio en mayo de 2020.

Posibles protestas

Las autoridades estadounidenses temen que la tensión dentro del juzgado se traslade a las calles de muchas ciudades de EE.UU., por lo que se preparan estos días para hacer frente a una eventual ola de protestas o manifestaciones en el país una vez que se conozca la sentencia.

La portavoz de la Casa Blanca, Jen Psaki, confirmó en una rueda de prensa que el Gobierno federal se mantiene en contacto con alcaldes de las principales ciudades y con gobernadores para hacer frente a lo que pueda pasar una vez que se conozca el fallo.

El objetivo, dijo Psaki, es asegurar que haya espacio para las protestas pacíficas.

«Este país ha pasado por un largo periodo, sobre todo para la comunidad negra, de dolor y agotamiento», no sólo por este juicio sino también por la «violencia adicional» registrada en las últimas semanas, dijo la portavoz de Biden.

 

Noticias relacionadas

La Hora TV