sábado, noviembre 27, 2021
Mundo Septiembre es un mes trágico para México

Septiembre es un mes trágico para México

Entre lunes y martes el país enfrentó pérdidas humanas y daños materiales por el desbordamiento del río Tula y el terremoto de 7,1

Redacción CIUDAD DE MÉXICO

Las autoridades mexicanas confirmaron este miércoles, 8 de septiembre de 2021, un fallecido y daños materiales menores por el terremoto de magnitud 7,1, que sacudió el centro y sur de México, en una jornada trágica por la muerte de al menos otras 14 personas en inundaciones.

«Afortunadamente no hay daños mayores, hasta ahora una víctima, un joven que iba conduciendo una motocicleta y perdió la vida, esto en Guerrero», apuntó el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, durante su conferencia matutina desde el Palacio Nacional.

La noche del martes, un temblor con epicentro a 11 kilómetros del balneario de Acapulco sacudió a varios estados del país. Según el Servicio Sismológico Nacional, el terremoto tuvo una magnitud 7,1.

Este fenómeno recordó lo ocurrido hace exactamente cuatro años cuando se registró un terremoto de magnitud 8,2, el cual tuvo su epicentro en el Golfo de Tehuantepec y afectó principalmente los estados de Oaxaca y Chiapas, donde 98 personas perdieron la vida.

Desbordamiento deja 14 fallecidos

La noche del lunes otro evento natural afectó a México. El desbordamiento del río Tula, en el estado de Hidalgo, dejó 14 muertos, quienes se encontraban en un hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), así como miles de damnificados.

Según informó este miércoles el titular del IMSS, Zoé Robledo, la cifra de fallecidos se ajustó de 17 a 14. Y a estos hay que sumarles otras dos personas que ya habían perdido la vida en el momento de las inundaciones, y se encontraba esperando los servicios funerarios.

De acuerdo con el Gobierno de Hidalgo, hacía 40 años que no se vivía una situación tan trágica por las precipitaciones.

Miedo en Acapulco

Hasta el momento las autoridades de estado han registrado un fallecido, así como derrumbes, vallas colapsadas, desprendimiento de rocas en diversas carreteras, afectaciones en fachadas de viviendas, establecimientos y hospitales, principalmente en Acapulco y Chilpancingo.

«Yo estaba sola y estaba en la planta baja de mi casa y empezó a moverse todo. Y ya cuando intenté salir sentí todo el impacto que se vino de piedras, la verdad es que no entendí que había pasado, vi que el muro estaba encima de mi coche», dijo a Efe Ana María Arieta, una habitante del municipio.

Noticias relacionadas

La Hora TV