Fiscal de Perú, insatisfecho con respuesta presidenciales

El presidente peruano Pedro Castillo afronta tres investigaciones. La una por el ascenso de militares y la otra por presuntos actos de corrupción.
El presidente peruano Pedro Castillo afronta tres investigaciones. La una por el ascenso de militares y la otra por presuntos actos de corrupción.

El funcionario aseguró que Pedro Castillo niega haber presionado para el ascenso de militares y que habló con la oficialidad por un supuesto percance aéreo.

Redacción LIMA

El presidente de Perú, Pedro Castillo, no ha dado una explicación válida a la denuncia por presunta interferencia en los ascensos en las Fuerzas Armadas, uno de los tres casos por los que la Fiscalía de la Nación le abrió investigación preliminar, según afirmó el fiscal Ramiro González.

El fiscal adjunto supremo, que interrogó a Castillo el pasado 28 de diciembre, explicó a RPP Noticias que el mandatario atribuyó su comunicación con el general del Ejército, José Vizcarra, a un incidente en helicóptero cuando fue trasladado a su región natal Cajamarca.

«Es cierto, hasta donde tenemos conocimiento, que hubo un percance sobre uno de los helicópteros (sobre este hecho estamos recabando información), pero la declaración (de Vizcarra) y otros hechos recogidos hacen ver que (la versión de Castillo) no sería una explicación válida», señaló González.

Castillo le dijo al fiscal que su intención, al comunicarse con Vizcarra, no era promover un ascenso de un allegado, sino advertir sobre la negligencia de un oficial en un viaje en helicóptero a la localidad de Puña (Cajamarca) en el que estuvo presente.

Los ex comandantes generales del Ejército, José Vizcarra, y de la Fuerza Aérea, Jorge Chaparro, denunciaron que fueron destituidos por Castillo tras negarse a ascender a militares allegados al presidente, como se les demandaba desde el Palacio de Gobierno.

El fiscal González precisó que la fiscal de la Nación, Zoraida Ávalos, ha abierto tres investigaciones preliminares a Castillo, que incluyen tanto esta injerencia en los ascensos como las supuestas irregularidades en la licitación del proyecto Puente Tarata III y del abastecimiento de biodiesel B100 a la estatal Petroperú. (EFE)