martes, octubre 26, 2021
Mundo El Papa inaugura consulta de dos años sobre rumbo de la iglesia

El Papa inaugura consulta de dos años sobre rumbo de la iglesia

Los abusos sexuales, la corrupción, la fe y el machismo serán parte de los debates en los que se espera gran participación de los fieles.

Redacción EL VATICANO

“Sufrimiento de los menores víctimas de abusos sexuales cometidos por el clero, corrupción y falta de fe interna”. Esos son los tres temas principales sobre los que el papa Francisco planteó que se realice el XVI Sínodo de Obispos, que inauguró el domingo (10 de octubre) en El Vaticano.

A pesar de tratarse de un evento recurrente en la historia reciente de la iglesia, la particularidad de esta edición radica en la importancia que el Papa pretende otorgarle a la participación de los fieles.

Incluso algunos expertos en temas eclesiales se han referido al evento como una ‘consulta popular’ sobre la marcha del catolicismo. Esto, porque como dicen algunos, el Pontífice espera que cada uno de los 1.300 millones de católicos del mundo sean escuchados.
Tras la apertura del domingo, se pasará a una fase de consulta de los fieles hasta abril de 2022, enviando un cuestionario a cada diócesis, mientras que desde septiembre de ese año y hasta marzo de 2023 se planteará las mismas cuestiones a escala continental.

La Asamblea General del Sínodo se reunirá en octubre de 2023 en El Vaticano para estudiar y debatir toda la información recabada e integrada en el conocido como «Instrumentum Laboris», un documento de trabajo.
Aunque, por ahora y según la costumbre, al final el Papa tendrá la última palabra sobre lo que se apruebe.

Un evento de ruptura

Muchas personas tanto al interior como afuera de la iglesia ven al Sínodo como la oportunidad de encauzar el catolicismo hacia aguas menos machistas y más inclusivas en muchos aspectos.

Esto porque la disposición papal es que las diócesis recojan opiniones mediante asambleas y reuniones de grupos Así lo explica Filipe Domingues, doctor de la Pontificia Universidad Gregoriana de Roma.

«En esta nueva asamblea sinodal, lo más importante no serán las conclusiones, sino el proceso de escucha y participación eclesial que desencadena», explica -por su parte- el sociólogo Francisco Borba Ribeiro Neto, coordinador del Centro de Fe y Cultura de la Pontificia Universidad Católica de São Paulo. (EFE-LAG)

Noticias relacionadas

La Hora TV