La ONU confía en que con la tregua pueda llevar ayuda humanitaria al norte de Gaza

Foto de archivo de grupos de palestinos que esperaban cruzar a Egipto por el paso de Rafah. EFE

Parte de los 55.000 desplazados libaneses han regresado a la frontera con Israel tras la tregua. También han ingresado camiones con ayuda humanitaria.

GINEBRA/BEIRUT. Un portavoz de Naciones Unidas en Ginebra expresó este 24 de noviembre su esperanza en que con el inicio de la tregua entre Israel y Hamás pueda llevarse ayuda humanitaria al norte de Gaza, el área más golpeada por el conflicto, aunque admitió que por ahora no hay garantías seguras de que ello sea posible.

«Necesitamos acceso especialmente al norte de la franja de Gaza, donde el daño ha sido mayor y las necesidades humanitarias son mayores, por lo que seguimos haciendo un llamamiento para poder acceder a todas las partes del territorio«, señaló en rueda de prensa el portavoz de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios de la ONU, Jens Laerke.

Israel ha dividido de facto Gaza en dos, ocupando especialmente el norte, principal zona de combates durante las últimas dos semanas, y obligando a miles de personas en esa mitad septentrional a evacuar hacia el sur por el corredor establecido a través de la Carretera Saladino, efectuando numerosas detenciones entre esos evacuados.

La fuente de Naciones Unidas aseguró que camiones con ayuda humanitaria siguen cruzando a Gaza a través del paso de Rafah, en la frontera con Egipto, pero admitió que por ahora no tiene cifras sobre el número que entrarán y si éste será mayor que antes de la tregua.

El 23 de noviembre, último día antes de la entrada en vigor de la pausa humanitaria, pudieron entrar en Gaza unos 80 camiones, una cifra que según fuentes gubernamentales egipcias podría aumentar a 200 hoy.

Además, entraron 68.000 litros de combustible para las necesidades humanitarias de la Agencia de la ONU para los Refugiados Palestinos (UNRWA) y otras organizaciones humnitarias, una cantidad que también se ignora si podría aumentar, después de que Naciones Unidas subrayara que es insuficiente.

«Esperamos que el acuerdo entre Israel y Hamás ya en vigor dé un respiro a la población de Gaza e israelí, incluidos los rehenes y prisioneros que serán liberados y volverán con sus familias», subrayó Laerke.

También expresó su esperanza en que durante la tregua las familias de víctimas mortales en el conflicto puedan «honrar a sus seres queridos fallecidos y enterrarlos con dignidad».

Libaneses retornan a áreas fronterizas

Mientras tanto, una parte de los más de 55.000 libaneses que permanecían desplazados debido a los ataques cruzados con Israel regresaron a las áreas fronterizas, después de que entrara en vigor una tregua humanitaria en Gaza que por el momento se está siguiendo también en el Líbano.

El Ejército libanés confirmó en un comunicado «el regreso de una parte de los ciudadanos a sus hogares en las zonas fronterizas del sur» y les pidió que extremen las precauciones ante la presencia de munición sin detonar remanente de las últimas casi siete semanas de enfrentamientos en la región.

La institución castrense pidió a los retornados que no se acerquen a los remanentes de guerra, especialmente a las controvertidas «municiones de fósforo«, y les urgió a que informen de la presencia de estos restos ante las autoridades militares.

La Agencia Nacional de Noticias (ANN) también confirmó el regreso de algunos de los desplazados, si bien explicó que las cifras variaron de una localidad a otra, especialmente en el caso de las más cercanas a la divisoria con el Estado judío.

Según los últimos datos difundidos por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), al menos 55.491 personas se vieron obligadas a abandonar sus hogares en el Líbano entre el pasado 10 de octubre -apenas un par de días después del inicio de la violencia- y el 21 de noviembre.

Por primera vez en casi siete semanas la frontera con Israel registra una calma tensa coincidiendo con una tregua humanitaria de cuatro días en la Franja de Gaza, donde la medida entró en vigor hoy a las 07:00 y por el momento está siendo seguida también en el frente libanés.

El grupo chií libanés Hizbulá no ha reivindicado ningún ataque desde el inicio de la pausa, después de que fuentes cercanas a la formación ya adelantaran en los últimos días que ésta tenía previsto adherirse a la tregua en el enclave palestino. 

Camiones ingresan con ayuda

Con la entrada en vigor de la tregua, los primeros camiones con ayuda humanitaria han cruzado la frontera entre Egipto y la Franja de Gaza para el traslado de asistencia al enclave palestino.

La agencia de noticias palestina Shehab, vinculada a Hamás, ha publicado un vídeo con el paso de los camiones a través del paso de Rafá, en la frontera, después de que Egipto afirmara que durante la tregua entrarán diariamente 130.000 litros de diésel y cuatro camiones de gasolina, así como un mayor número de convoyes de ayuda humanitaria.

El director del Servicio de Información Estatal egipcio, Diaa Rashuán, ha asegurado a través de un comunicado que «la ayuda humanitaria también comenzará a llegar desde Egipto a la Franja de Gaza inmediatamente después de que entre en vigor» el acuerdo, ya que pasarán cada día 200 camiones cargados de alimentos, medicinas y agua potable.

Poco después, el Coordinador de Actividades Gubernamentales en los Territorios (COGAT), dependiente del Ministerio de Defensa israelí, ha señalado que «cuatro camiones con combustible y cuatro camiones con gas para cocinas han sido transferidos desde Egipto a organizaciones de ayuda humanitaria de Naciones Unidas en el sur de Gaza a través del paso de Rafá».

«El combustible y el gas están designados para las operaciones de infraestructura humanitaria esencial en Gaza», ha dicho en su cuenta en la red social X, antes de recalcar que esta medida «fue aprobada por el Gobierno de Israel como parte de la pausa y el marco para la liberación de rehenes acordada con Estados Unidos y mediada por Qatar y Egipto».

Por el paso de Rafá se seguirá permitiendo la salida de heridos y extranjeros, como se ha venido haciendo desde el 2 de noviembre, mientras que las autoridades egipcias han anunciado permisos voluntarios para que los palestinos que residían en el enclave palestino y se encontraban en Egipto cuando estallaron las hostilidades regresen a Gaza.

Por su parte, la Media Luna Roja Palestina ha indicado en su cuenta en X que diez de sus ambulancias han iniciado recorrido desde Jan Yunis (sur), con coordinación y acompañamiento de Naciones Unidas, para llegar a ciudad de Gaza con el objetivo de «evacuar a enfermos y heridos del Hospital Baptista», también conocido como Al Ahli.

Las instalaciones fueron objetivo a mediados de octubre del impacto de un proyectil, tras lo que las autoridades de Gaza, controladas por Hamás, apuntaron a Israel y denunciaron la muerte de más de 470 personas. El Ejército israelí se distanció de lo sucedido y achacó el suceso a un cohete lanzado por Yihad Islámica, que negó toda responsabilidad en el incidente. EFE/EUROPA PRESS