Ómicron colapsa los sistemas de transporte en el mundo

Imagen del panel de vuelos del aeropuerto O'Hare, en Chihcago, con múltiples cancelaciones.
Imagen del panel de vuelos del aeropuerto O’Hare, en Chicago, con múltiples cancelaciones.

En Italia, el transporte ferroviario afronta problemas y miles de personas están varadas. Mientras tanto, siguen las cancelaciones de vuelos a escala mundial.

MADRID. La fuerza con la que se extiende la variante ómicron del coronavirus está afectando a diferentes servicios, como el transporte, debido a las bajas laborales de trabajadores, mientras que a los hospitales llegan más casos, no necesariamente más graves, que también alteran su funcionamiento.

Los casos de Covid-19 en el mundo aumentaron un 11% la semana pasada, debido al auge de la más contagiosa variante ómicron en numerosos países, aunque los fallecidos globalmente bajaron un 4%, lo que parece indicar una menor gravedad de muchos de los casos de la nueva cepa.

Según el informe epidemiológico semanal de la Organización Mundial de la Salud (OMS), del 20 al 26 de diciembre se confirmaron 4,9 millones de casos en el planeta, la cifra más alta en casi siete meses, mientras que los fallecidos fueron 44.000, un número muy similar al registrado cada semana de los últimos tres meses.

América fue la región que registró un mayor aumento de casos la semana pasada, del 39% (1,4 millones), mientras que Europa lideró en cifras absolutas, con 2,8 millones de contagios, un 3% más que en los siete días anteriores.

Servicios alterados

En Italia el aumento de los contagios y las cuarentenas que conlleva esta avalancha de casos están provocando cancelaciones de trenes y larguísimas esperas para poder hacerse una prueba de coronavirus, entre otros problemas.

Actualmente se calcula que en Italia hay unos 2,5 millones de personas inmovilizadas en sus domicilios por el virus y algunas localidades del norte del país, como Lodi y Codgono, donde se inició la pandemia en Europa en febrero de 2020, han pedido ayuda al Ejército para gestionar los centros de pruebas ante la avalancha de pacientes que deben esperar varias horas para conseguir su propósito.

A ello se suman los problemas ocasionados en el transporte aéreo a causa de las bajas laborales que causa en este sector ómicron; el problema afecta, sobre todo, a Estados Unidos y China.

Las cancelaciones de vuelos se mantuvieron el martes (28 de diciembre) por quinto día consecutivo y sumaban a las 15:30 hora GMT de ayer un total de 2.450 a nivel mundial.

Según el portal FlightAware.com, que monitorea el estado del tráfico aéreo en tiempo real, la tercera parte de las cancelaciones (809) tuvieron como origen o destino los aeropuertos estadounidenses, en los que además se han sumado las razones meteorológicas de ventiscas y tormentas de nieve.

En todo caso, los aeropuertos más afectados son los asiáticos. En origen, los que más anulaciones han registrado son los de Yakarta, Pekín y Shangai, por este orden; en destino, Pekín, Yakarta y Seattle.

En el registro por aerolíneas, la más damnificada ha sido China Eastern y Air China (426 y 196 cancelaciones, respectivamente).

Los problemas se suman

Por su parte, el primer ministro británico, Boris Johnson, admitió este miércoles (29 de diciembre de 2021) que la variante ómicron sigue causando «problemas reales» en los hospitales del Reino Unido, pero no contempla de momento introducir nuevas restricciones en Inglaterra.

«Uno está viendo que los casos están aumentando en los hospitales» a causa de la propagación de ómicron, pero «obviamente es más leve que la variante delta y nos permite proceder de la forma en que lo hacemos», agregó el jefe de Gobierno.

Johnson ha descartado introducir esta semana nuevas medidas restrictivas en Inglaterra, donde es obligatorio llevar mascarilla en el transporte público y lugares cerrados, mientras que hay que presentar un certificado covid para entrar en grandes eventos. EFE

TE PUEDE INTERESAR:

Ecuador tiene problemas para cobrar indemnizaciones por corrupción

La cifra de niños contagiados aumenta en Ecuador

El Gobierno cierra 2021 con 510.800 burócratas en nómina