Ortega acude al bolsillo del tío Xi Jinping

El último guiño de Daniel Ortega al gobierno chino fue la entrega de los bienes que pertenecieron a Taiwán en el país centroamericano.
El último guiño de Daniel Ortega al gobierno chino fue la entrega de los bienes que pertenecieron a Taiwán en el país centroamericano.

Aislado internacionalmente y con dudas sobre la legitimidad de su nuevo mandato, el presidente de presidente de Nicaragua se alía con la China comunista.

Redacción MANAGUA

El anuncio de Estados Unidos, el pasado 12 de diciembre, de que suspendía toda ayuda no esencial a Nicaragua (y Cuba) pareció no molestar en demasía al gobierno de Daniel Ortega.

La actitud podría entenderse como el acostumbramiento frente a las constantes sanciones impuestas por Washington ante los desmanes contra la Democracia y los Derechos Humanos por parte del gobierno nicaragüense.

Pero el desinterés puede tener, también, otra explicación: el estrechamiento de lazos entre el ‘orteguismo’ y el régimen de China, reforzado y hecho patente este mes.

De hecho, dos días antes del anuncio estadounidense de nuevas sanciones, Nicaragua rompió los lazos diplomáticos que mantenía con Taiwán desde 1990 y los restableció con China. En su decisión, Nicaragua declaró que “la República Popular China es el único Gobierno legítimo que representa a toda China y Taiwán es parte inalienable del territorio chino”.

De esa manera, consideran los analistas, Daniel Ortega abandonó la denominada “diplomacia del dólar” de Taiwán, a cambio del reconocimiento de China, que considera a la isla como una “provincia rebelde”.

Ahora, Nicaragua espera que Pekín supla con creces los 27,9 millones de dólares que Taipéi invirtió en el país centroamericano en 2020, además de los 321,6 millones que llegaron a través de préstamos del Banco Centroamericano de la Integración Económica (BCIE), con fuerte presencia del ex socio asiático, ese mismo año. (EFE)

Protesta de Taiwán por bienes

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Taiwán protestó por la decisión del régimen de Nicaragua de transferir a China los bienes taiwaneses en el país, tras su donación de las oficinas diplomáticas de Taipéi a la Iglesia Católica de Managua.

“El gobierno de Nicaragua está obligado a proteger las instalaciones de la embajada de Taiwán, junto con sus propiedades y archivos. El Gobierno de Taiwán no puede aceptarlo y protesta enérgicamente por la ocupación ilegal de su propiedad y su transferencia ilegal a la República Popular China”, anunció el Ministerio de Relaciones Exteriores de Taiwán en un comunicado.

Asimismo, Taipéi anunció que la embajada taiwanesa en Managua se retirará dentro de dos semanas. (EFE)