lunes, diciembre 6, 2021
Mundo Las mujeres luchan contra sus agresores y sus Gobiernos

Las mujeres luchan contra sus agresores y sus Gobiernos

Las mujeres no solo enfrentan violencia sexual sino, también, indiferencia y revictimización de las autoridades al ignorar o atender con negligencia sus casos.

Redacción MADRID

El fenómeno de la violencia contra la mujer está extendido en el mundo. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), una de cada tres mujeres del planeta ha sufrido de violencia física o sexual; los principales agresores son compañeros sentimentales. Y cuando se trata de acoso sexual, las cifras son mayores.

Y a pesar de que las tres cuartas partes de países del mundo incluyen en sus legislaciones normas contra este problema, los hechos se repiten y las mujeres tienen problemas cuando denuncian los hechos.

Un ejemplo de ello es lo ocurrido este 18 de noviembre de 2021 en la India. El Tribunal Supremo invalidó la polémica decisión de una instancia inferior de exonerar a un hombre de agresión sexual contra una menor porque no hubo «contacto directo con la piel», al manosearla cuando estaba vestida, una interpretación de la ley que calificó de «absurda».

«Restringir (la agresión sexual) al contacto directo con la piel no solo sería una interpretación estrecha y pedante, sino que también llevaría a una interpretación absurda», afirmó una sala compuesta por tres jueces de la máxima autoridad judicial del país asiático, en declaraciones recogidas por el medio especializado LiveLaw.

«El ingrediente más importante para la constitución de la ofensa de agresión sexual es la intencionalidad sexual y no el contacto directo con la piel con el menor», denunció el Supremo.

Escándalo en China

Otro caso de violencia sexual que muestra la indiferencia del poder frente al tema es lo que ocurre con la tenista china Peng Shaui, quien denunció públicamente, el 2 de noviembre, en redes sociales que Zhang Gaoli (75 años), vicepresidente del país entre 2012 y 2017, la violó.

Unos 20 minutos tras la publicación, el post desapareció y, desde entonces, no se tienen noticias sobre el paradero de la deportista. Y el hecho de que la televisión estatal china CGTN exhibiera una presunta carta de la tenista en la que asegura que está “bien” y “descansando”, aumenta las dudas.

El gobierno chino no se ha pronunciado, mientras deportistas y autoridades occidentales exigen respuestas. (EFE)

Noticias relacionadas

La Hora TV