domingo, enero 23, 2022
Mundo Angela Merkel cierra una época con más claros que oscuros

Angela Merkel cierra una época con más claros que oscuros

La canciller alemana por 16 años deja el cargo este miércoles 8 de diciembre de 2021. En su mandato enfrentó varias crisis; la mayoría le valieron elogios.

Redacción BERLÍN

«La vida sin crisis es más fácil, pero cuando llegan, hay que afrontarlas», dijo el 22 de julio de 2021 Angela Merkel para resumir su forma de actuar.

La dirigente alemana enumeró ese día las cinco grandes crisis que tuvo que encarar durante los 16 años que actuó como canciller de Alemania: la crisis financiera de 2008, la pandemia del coronavirus, la crisis del euro, el flujo de refugiados sirios e iraquíes en 2015 y el calentamiento del planeta.

La decisión de acoger a los refugiados será sin duda la más emblemática de la era Merkel. Sus partidarios lo califican de acto de valentía.

La gestión de la crisis sanitaria también le valió innumerables elogios, especialmente al comienzo, aunque su despedida ocurre con Alemania en medio de la peor ola del coronavirus desde el inicio de la pandemia.

El manejo de otros temas, sin embargo, le resultaron más complicados y le valieron numerosas críticas. Esto ocurrió, sobre todo, con la situación económica griega en 2011. En aquel momento, Merkel mostró gran intransigencia, lo que llevó a Grecia al límite de la bancarrota y provocó recelo en Europa.

Pero a pesar de los claroscuros de su gestión, Merkel se aparta del poder dejando a una Alemania influyente, sobre todo en lo económico; Alemania es la economía más fuerte de la Unión Europea.

Al respecto, se ha debatido mucho si a Merkel no le interesaba otro tipo de influencia para su país. Y quizás por ello, coincidiendo con un importante aumento de los populismos, Merkel fue elegida por el New York Times la nueva «líder del mundo libre». (LAG)

El futuro de la Canciller

Redacción BERLÍN

Muchas veces le han preguntado a Angela Merkel qué hará tras dejar el poder. Y varias han sido sus respuestas. “Voy a entender muy rápidamente que todo esto es ahora responsabilidad de otro. Y creo que me va a gustar mucho esa situación”. “Nunca he tenido un día de trabajo normal y (…) naturalmente he parado de preguntarme qué me interesa más fuera de la política”. Pero la respuesta más clara ha sido: “¿Quiero escribir? ¿Quiero hablar? ¿Quiero hacer senderismo? ¿Quiero quedarme en casa? ¿Quiero ir a ver el mundo? He decidido no hacer nada para empezar y (luego) ver qué ocurre”. (LAG)

Noticias relacionadas

La Hora TV