sábado, enero 29, 2022
Mundo Ex FARC y ELN luchan por territorio y drogas

Ex FARC y ELN luchan por territorio y drogas

En el primer fin de semana de 2022, enfrentamientos entre miembros de ambos grupos guerrilleros dejaron, al menos, 24 muertos, en el departamento de Arauca.

Redacción BOGOTÁ

Al menos 24 personas murieron el fin de semana en violentas disputas entre disidencias de las FARC y guerrilleros del Ejército de Liberación Nacional (ELN) en tres municipios del departamento colombiano de Arauca, fronterizo con Venezuela. Fuentes venezolanas señalan que también hubo enfrentamientos en ese lado de la frontera, en el estado de Apure.

En el caso de Colombia, la ola de violencia ocurrió en las localidades de Tame, Fortul, Saravena y Arauquita.

En el departamento de Arauca hay fuerte presencia del ELN, disidencias de las FARC y bandas de narcotraficantes, que se disputan el control territorial.

Arauca es un departamento petrolero y agropecuario donde hace décadas se hizo fuerte el Frente de Guerra Oriental del ELN, el más poderoso de esa guerrilla, fuerza ahora desafiada por el Frente 10 de las disidencias, que ocupó espacios dejados por las antiguas FARC y que se financia principalmente con extorsiones, secuestros y narcotráfico.

«El centro del conflicto es el territorio; tanto las FARC como el ELN llevan mucho tiempo ahí. Ambos llevan cuatro décadas en ese territorio, lo conocen, y desafortunadamente las FARC han vuelto a tener una dinámica en el territorio», dijo a Efe Luis Eduardo Celis, analista del conflicto armado y asesor de la Fundación Paz y Reconciliación (Pares). (EFE)

Droga en la frontera con Ecuador

En la frontera entre Colombia y Ecuador, el narcotráfico también mueve dinero e intereses.

Un informe de la revista ‘Semana’ señala que el negocio lo maneja, en buena parte, el cártel de Sinaloa. Hasta principios de 2021, la zona entre Tumaco (Colombia) y Esmeraldas (Ecuador), era dominada por el grupo ‘Óliver Sinisterra’, disidente de la FARC. Sin embargo, ‘Los contadores’, más del agrado de Sinaloa y sin pasado guerrillero, empezaba entonces a filtrarse y a dominar el área.

Allí operaría también la disidencia ‘Guerrillas Unidas del Pacífico’, apoyada por el cártel de Jalisco.

En la parte selvática, en el límite entre Putumayo (Colombia) y Sucumbíos (Ecuador), el control está en manos de la Segunda Marquetalia (también disidente) y otros grupos, a las órdenes del cártel del Golfo. (LAG)

Noticias relacionadas

La Hora TV