miércoles, diciembre 1, 2021
Mundo España legaliza la ayuda médica a morir

España legaliza la ayuda médica a morir

El Parlamento aprobó definitivamente la Ley que legaliza la eutanasia y regula la ayuda médica para morir como un derecho, costeada por el sistema nacional de salud.

España se convirtió este jueves, 18 de marzo de 2021, en el séptimo país del mundo donde la eutanasia es legal, tras aprobar definitivamente la Ley que regula la ayuda médica para morir como «derecho» y prestación sanitaria gratuita, con el apoyo de la izquierda y otras fuerzas, frente a la oposición de la derecha.

La eutanasia es legal también en Países Bajos, Bélgica, Luxemburgo, Canadá, Nueva Zelanda (ya aprobada, pero entrará en vigor en noviembre) y Colombia. En este último país fue por decisión del Tribunal Constitucional, pero no hubo aprobación de Ley por el Parlamento.

¿Quién puede acceder?

En España podrán solicitarla los mayores de edad que sufran una enfermedad grave e incurable, o un padecimiento crónico e imposibilitante, que afecte a la autonomía y que genere un sufrimiento físico o psíquico constante e intolerable.

Los solicitantes serán informados de las alternativas y de los cuidados paliativos disponibles; tendrán que confirmar al menos cuatro veces la voluntad de morir, su caso será analizado varias veces y podrán desistir en cualquier momento. Los profesionales sanitarios podrán acogerse a la objeción de conciencia.

Una comisión de garantía y evaluación, compuesta por personal médico, de enfermería y juristas, supervisará cada caso y será responsable en última instancia de autorizarlo.

La normativa entrará en vigor a los tres meses de ser publicada en el Boletín Oficial del Estado.

Divididos por la decisión

La división social se manifestó en la calle. Frente al Congreso, familiares de enfermos que lucharon en vida por legalizar la eutanasia celebraron lo que consideran una ley histórica que permitirá evitar el sufrimiento.

También en la zona, varias decenas de personas se concentraron para protestar contra la legalización, algunas encapuchadas, con guadañas y gritos contra el Gobierno, al que tildaron de «asesino» y «criminal».

Convocados por asociaciones católicas como Abogados Cristianos y Enraizados, los manifestantes portaban pancartas en las que podían leerse lemas como «Gobierno de la muerte», «Protege la vida» o «No hay derecho a matar».

La Conferencia Episcopal Española (CEE) lamentó la aprobación y llamó a favor de la objeción de conciencia y de la «cultura de la vida» para decir con fuerza ‘No matarás’.

En declaraciones remitidas a los medios, el secretario general de los obispos católicos, Luis Argüello, consideró «mala noticia» la ley y lamentó que cada año mueran en España 60.000 personas con sufrimiento, según dijo, pudiéndose remediar con una política adecuada de cuidados paliativos.

Noticias relacionadas

La Hora TV