Monday, October 18, 2021
Mundo Ecuador no es indiferente a las protestas en Colombia

Ecuador no es indiferente a las protestas en Colombia

La solidaridad del país se manifiesta entre los recuerdos de un octubre violento y acusaciones de un posible intervencionismo.

Ecuador se solidarizó con Colombia en las calles. El 4 de mayo de 2021, cientos de personas se manifestaron frente a la Embajada colombiana en Quito, rechazando los violentos sucesos durante las protestas contra una impopular reforma tributaria en el vecino país.

Con un saldo de 19 muertes y más de 800 heridos, las protestas en Colombia traen a la memoria del ecuatoriano la violencia de octubre de 2019. “Ese nivel de violencia no se debería vivir en ningún país”, dice Ana Cifuentes, una capitalina que estuvo en las protestas.

Similitudes

En ambas historias existen factores comunes. El primero: el detonante en ambos casos fueron reformas económicas propuestas desde el Ejecutivo; y, segundo, al igual que el Gobierno ecuatoriano en su momento, Colombia también responsabiliza a organizaciones criminales y grupos externos de un intento de desestabilización en contra del Gobierno.

“Colombia enfrenta la amenaza terrorista de organizaciones criminales, que disfrazados de vándalos acosan a ciudades como Cali, Bogotá, Medellín, Pereira, Manizales y Pasto, para desestabilizar”, dijo el ministro de Defensa colombiano, Diego Molano Aponte.

En la misma línea, el presidente ecuatoriano Lenín Moreno aseguró que las “sangrientas y abusivas manos” del régimen de Maduro tienen injerencia en las protestas en Colombia.

Moreno detalló, en una entrevista al portal Infobae, que el sistema de inteligencia de Ecuador detectó “una injerencia política y económica por parte de Maduro en Colombia”.

“Creo que es importante que todo el mundo le diga en este momento a Maduro que saque sus sangrientas y abusivas manos de Colombia”, dijo Moreno.

AME5372. MEDELLÍN (COLOMBIA), 05/05/2021.- Un hombre realiza acrobacias frente a cientos de personas que marchan hoy durante una nueva jornada de protestas en el marco del Paro Nacional, en Medellín (Colombia). El país completó este miércoles una semana de movilizaciones en la que miles de personas han salido a las calles a protestar en contra del Gobierno del presidente Iván Duque. La marcha de hoy en la capital del departamento de Antioquia estuvo amenizada por actividades culturales y el clamor generalizado a que cesen los desórdenes y la violencia policial. EFE/ Luis Eduardo Noriega A.

Apoyo del movimiento indígena

Mientras tanto, la Confederación de Nacionalidades Indígenas de la Amazonía Ecuatoriana (Confeniae) expresó “su profunda solidaridad con el hermano pueblo de Colombia”, y consideró que se trata de una lucha “contra las medidas económicas del Gobierno de turno”.

En un comunicado, indicaron que la abandonada propuesta de reforma tributaria del presidente Iván Duque, detonante de las protestas, “pretendía subir impuestos a la población”, mientras, por otro lado, “protegía a las grandes empresas y capitales para garantizar sus ganancias”.

“Esto significaba un golpe rotundo a la economía de la clase media y los pobres”, aseguró la organización indígena ecuatoriana.

“Esta coyuntura de Latinoamérica nos llama a estar alertas ante el plan económico de la derecha gobernante, que ya da sus primeros indicios de ajuste, como el alza en los combustibles y el consiguiente aumento en el costo de pasaje del transporte público”, advirtieron, refiriéndose a recientes medidas en Ecuador.

Protestas. La tensión siguió reinando este 5 de mayo de 2021 en las calles de Colombia, donde persisten las manifestaciones contra el Gobierno.
Protestas. La tensión siguió reinando este 5 de mayo de 2021 en las calles de Colombia, donde persisten las manifestaciones contra el Gobierno.

Desde Colombia

Mónica Ospino, periodista colombiana, dijo que “lo que hoy pasa en Colombia, y en particular en Cali. es el resultado de un generalizado descontento de los más vulnerables de nuestra sociedad ante la desigualdad y la pobreza creciente, acentuada con la pandemia y una pobre gestión de los gobiernos local y nacional, para tratar de paliar la situación de tantas personas que perdieron sus empleos, sus pequeñas empresas o sus modos de subsistencia”.

Agregó que “en medio de esta situación que ha desbordado en violencia y abusos de la fuerza pública, hemos visto que han ocurrido hechos que no se explican en el marco de una protesta legítima: la quema de la infraestructura del transporte masivo, pues casi el 50% de las estaciones de buses articulados de Cali fueron quemadas, mientras la fuerza estaba dedicada a perseguir manifestantes pacíficos y la infraestructura vital, como esta, fue desprotegida y dejada a la merced de grupos sin identificar, que no parecían ser parte de las manifestaciones que empezaron en contra de la reforma tributaria y hoy han evolucionado a otros reclamos sociales”.

Las protestas se iniciaron el 28 de abril de 2021 contra el Gobierno del presidente Iván Duque, por la ya retirada reforma fiscal, pero se mantienen hasta ahora.

Noticias relacionadas

La Hora TV